Así serán las redes 6G, según científicos

El despliegue comercial de las redes 5G se ha estado desarrollando rápidamente a nivel global. Por lo mismo, investigadores del área ya se encuentran teorizando en torno a la siguiente generación: las redes 6G.

Una aproximación a esta nueva tecnología fue compartida por científicos de la Escuela de Ciencias y Tecnología de la Computación de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong, China; la Escuela de Ciencia de Datos de la Universidad China de Hong Kong, China; el Instituto de Inteligencia Artificial y Robótica para la Sociedad de Shenzhen, China, el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST), de Estados Unidos; la Facultad de Ciencias de la Computación e Ingeniería de Software de la Universidad de Shenzhen, China; y el Departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática de la Universidad de Columbia Británica, Canadá.



Una aproximación académica a las futuras redes 6G

En un artículo titulado «6G Cognitive Information Theory: A Mailbox Perspective», publicado en Big Data and Cognitive Computing, un equipo internacional de investigadores proponen una red 6G «cognitiva», mejorando significativamente la red 5G que codifica y transmite datos con su significado o semántica.

Se espera que las tecnologías clave para las redes de comunicación móvil de sexta generación estén disponibles ya en 2023, con redes 6G emergentes en 2030, según el equipo de investigación. En comparación con 5G, la red 6G aumentará las velocidades de datos en más de 100 veces, a un terabyte por segundo o más, haciendo posible la inclusión de dispositivos inteligentes de última generación y ordenadores de alto rendimiento.

Para mover grandes cantidades de datos siempre que sea necesario, las redes 6G deberán personalizar en el futuro los servicios brindados para satisfacer las demandas de transmisión de datos de sus usuarios.

Para cumplir con estos requisitos, el documento ofrece una «teoría del buzón» que prevé una red 6G caracterizada como:

  • Red inteligente distribuida: Esto tendría aplicaciones inteligentes integradas en toda la red y sería inteligente, administrada y controlada. La red sería capaz de transmitir, almacenar, analizar datos a gran escala y proporcionar acceso personalizado en cualquier momento y lugar.
  • Red interactiva proactiva: Esta sería una red personalizada y centrada en la demanda. Los usuarios definirían funciones de red para la programación de recursos bajo demanda. Además, la red se ajustaría en tiempo real de acuerdo con los cambios en la demanda de los usuarios. Tal diseño requiere inteligencia artificial para ajustar la red, así como la protección de los datos personales.
  • Transmisión cognitiva de información: En comparación con las comunicaciones tradicionales, la red 6G reduciría significativamente las transmisiones redundantes y garantizaría mejor que los significados semánticos se extraigan, extraigan y envíen.

Fuente: Link