Brasil: las inundaciones en el estado de Bahía dejan decenas de muertos y más de 60.000 desplazados

Una vista aérea muestra las calles inundadas, causadas por las fuertes lluvias, en Itajuipe, estado de Bahía, Brasil 27 de diciembre de 2021. Imagen tomada con un dron. © Amanda Perobelli, Reuters


En Brasil, el estado de Bahía se enfrenta a graves inundaciones a finales de año. En este período de verano y lluvias torrenciales, los torrentes han causado 20 muertos y han desplazado a cerca de 63.000 personas desde principios de noviembre, según anunciaron las autoridades locales el lunes 27 de diciembre: según el gobernador de este estado, Rui Costa, se trata de «la mayor catástrofe de la historia de Bahía».

Con nuestros corresponsales en Rio de Janeiro, Sarah Cozzolino y Marcos Moreno.



Puentes cortados en dos, árboles que caen sobre las casas y agua hasta donde alcanza la vista. Casi un centenar de municipios se encuentran en situación de emergencia tras el mal tiempo que afecta al sur del estado de Bahía. Se han roto 2 represas y 10 están en observación, según el gobierno del Estado, 58 ciudades están parcial o totalmente sumergidas.

«Es una situación de total desesperación. En algunos lugares el nivel del agua sigue siendo alto, en otros el agua ha bajado, pero hay mucho barro», dice Uelder Santos, un residente de la ciudad de Ubatã. “La gente está tratando de volver para ver si pueden salvar algo, pero son escenas desesperadas”.

En la ciudad de Darío Meira, el río se desbordó y aisló completamente a los habitantes. Algunos pudieron ser alojados en centros, pero Natália Costa se quedó sin hogar:  «En muchas casas ya ni siquiera se ven los tejados, han sido destruidos, las casas se han derrumbado, ya no tenemos acceso a la electricidad, al agua. Así que ahora mismo necesitamos toda la ayuda posible».

Juliana Rocha, residente en un pueblo vecino, es trabajadora social y coordina la ayuda que se presta a los habitantes: «El 80% del pueblo está bajo el agua, por lo que las familias necesitan ropa, colchones, alimentos, agua potable».

En total hay más de 430.000 afectados. En estos momentos continúa el rescate de decenas de personas en el mayor desastre de la historia del Estado de Bahia, según palabras de su gobernador Rui costa.

Se están difundiendo campañas de donación en las redes sociales, pero para empezar a reparar los daños los habitantes tendrán que esperar a que termine la lluvia en los próximos días.

Fuente:Radio Francia Internacional