CAO demanda a la Fiscalía la aprehensión de identificados en toma violenta de Las Londras

La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) a través de su vicepresidente, José Luis Farah demandó a la Fiscalía acelerar la aprehensión de las personas identificadas en la toma violencia de Las Londras, con secuestro y vejámenes de por medio a periodistas y policías.

CAO demanda a la Fiscalía la aprehensión de identificados en toma violenta de Las Londras

A más de un mes de los hechos violentos que protagonizaron grupos armados irregulares en Las Londras, el ejecutivo de la CAO lamentó que hasta la fecha, ni la Fiscalía, ni la Policía, ni el Ministerio de Gobierno actúen de manera eficiente y oportuna en este caso.



“Lo que venimos pidiendo consecuentemente es que el Ministerio Público haga su trabajo de una manera consecuente, rápida y eficiente. Tienen que ser aprehendidas las otras cuatro personas las cuales han sido identificadas, tiene que necesariamente procesar y extraer toda la información porque es una red delincuencial que no solo está actuando en Las Londras”, señaló en conferencia de prensa.

Farah dijo que se necesita que la Fiscalía, la Policía y el Ministerio de Gobierno actúen de manera obsecuente y hagan su trabajo lo antes posible porque hay que esclarecer este caso y no permitir nunca más de que se susciten casos similares.

“Las autoridades son las que deben referirse, y para eso están los que están imputando (…).  De nuestra parte hay que exigir el esclarecimiento de este caso lo antes posible porque no nos olvidemos que es una zona tan conflictiva como Guarayos puede generarse situaciones de violencia como esta o peores”, sostuvo.

El agropecuario dijo que no es posible que el Gobierno permita a grupos irregulares portar armas de fuego sin autorización, pues esa situación se constituye en un nefasto precedente y puede dar paso a un espiral de violencia en Bolivia. «Este caso puede acarrear situaciones funestas que no queremos como hombres de campo que lo único que sabemos es trabajar», dijo.

El 29 de octubre un grupo de periodistas y camarógrafos de El Deber, ATB, Unitel y otros fueron emboscados y secuestrados junto con algunos policías por un grupo de aproximadamente 20 hombres armados y encapuchados, quienes tras torturar y amenazar con matar a sus rehenes los liberaron.

BD JMC

Fuente: https://brujuladigital.net