Carta abierta a: Ricardo Torres Echalar- Presidente del Tribunal Supremo de Justicia

 

 



¿Vio el video en el que el juez Raúl Arnold Barriga Villegas se hace la burla, impulsa una acción violenta con eso de ir a tomar las armas contra los cambas? ¿Qué le parece, está bien o está mal?

Yo soy un camba del pueblo, que cada día debe luchar por sobrevivir, que cada día sueño con un país mejor y una sociedad más justa y solidaria. Y me siento agredido por lo que dijo ese joven juez, que al parecer no sabe nada de derecho, ni de leyes, pero es juez lamentablemente. No soy camba de la derecha ni del imperio. Soy ciudadano de la democracia y de los derechos humanos.

Se supone que un juez es designado por sus capacidades intelectuales, por su sentido común de la justicia, por su compromiso con los más pobres, por su pasión por ser justo, pero usted tiene en el juez Barriga, un chabacano, un miserable ser humano que su lugar no es estar sentado en un juzgado administrando justicia.

Así la justicia nunca va a mejorar, y las promesas de reformas serán simples saludos al cohete, porque las grandes transformaciones viene con personas capaces, honestas, comprometidas y que sepan qué es justicia y qué es la injusticia.

Usted sabrá qué hacer con este personaje, si lo despide, le llama la atención, le pide su renuncia, pero sépalo que para mí y quizás para muchos cruceños de pueblo, es un tipo de escasos valores, pobre de espíritu, mediocre y que no está apto para ese importante cargo de administrar justicia en el Estado Plurinacional.

Hernán Cabrera M.

Periodista