Caso contratos ‘fantasma’: Dirigente pide investigar también a ‘grandes cabezas’ en la CNS

El dirigente Laora recalcó la necesidad de fiscalizar a las autoridades de la CNS de Bolivia y mencionó que la actual gerencia ha pedido una contratación de 30 personas administrativas por un gasto de medio millón de bolivianos hasta diciembre, cuando la Caja necesita médicos y gente operativa, no de administración.

 

 

El representante de Casegural también denuncia contratación de administrativos. Foto: ERBOL.

 



Fuente: Erbol / La Paz

 

Luego de las primeras aprehensiones por el caso de contratos ‘fantasma’, el ejecutivo del sindicato Casegural de La Paz, Abdón Laora, pidió que no sólo caigan los operativos, sino también a “peces gordos” y “grandes cabezas” responsables de las irregularidades.

“Lo que pedimos es garantías para nuestros compañeros que han sido aprehendidos el día de ayer, porque lamentablemente en estos casos caen las personas operativas, pero nunca los ‘peces gordos’. Lo que pedimos es que investiguen igualmente a las grandes cabezas, a las personas que han dañado la institución”, dijo Laora a ERBOL.

La Fiscalía de La Paz informó que investiga dos casos de contrato “fantasma” en la CNS, registrados cuando Antonio Parada era funcionario de la institución. En uno la víctima es una mujer que al cobrar su Bono Contra el Hambre verificó que estaba registrada con remuneración en la Caja, y el segundo de un médico que hacía prácticas sin salario en el seguro, pero después apareció como si hiciera doble aporte a las AFP.

El dirigente Laora denunció que el sindicato ha pedido oportunamente información de contrataciones, tanto a la anterior como el actual gerente, pero se les ha prohibido el acceso a esos datos, con informes legales tibios.

“Por eso es que vamos a volver a pedir esa información porque vemos que hay que transparentar este hecho”, anunció.

Laora recalcó la necesidad de fiscalizar a las autoridades de la CNS y mencionó que la actual gerencia ha pedido una contratación de 30 personas administrativas por un gasto de medio millón de bolivianos hasta diciembre, cuando la Caja necesita médicos y gente operativa, no de administración.

“En vez de contratar el personal que requerimos en hospitales, que son médicos, enfermeras, están contratando gente ineficiente, gente administrativa, se están dando cabeza con cabeza en las oficinas y eso ya no puede continuar”, agregó.