Caso ítems fantasmas: un nuevo testigo involucra a exconcejal del MAS en la tramitación de los contratos

El testigo se presentó de manera voluntaria para declarar. El exconcejal colaboró con Santa Cruz Para Todos para la gestión de ítems a quienes realizaban trabajos políticos
Leyla Mendieta



Siguen apareciendo nuevos testigos que detallan cómo operaba la red de corrupción en el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra, en la anterior gestión. Esta jueves acudió a la Fiscalía un testigo que asegura que fue beneficiado con contratos laborales proporcionados por esta red de corrupción para realizar «trabajo político«.

Protegiendo su identidad y acompañado por un abogado, el nuevo testigo involucró al exconcejal Juan José Castedo como un operador más en la firma de los ítems fantasmas. Castedo, concejal suplente durante la gestión 2010- 2015 por el MAS en alianza con la agrupación de Roberto Fernández, ASIP, pasó posteriormente a las filas de Santa Cruz Para Todos.

De acuerdo con el nuevo testimonio recibido por la Fiscalía, Castedo operaba en un local conocido como «Los amigos de Percy», ubicado donde anteriormente funcionaban las oficinas Migración, por el segundo anillo zona de El Trompillo. Desde allá tramitaba los contratos a personas recomendadas por Antonio Parada Vaca y otros.

Para demostrar su denuncia, el testigo entregó a la Fiscalía diversos documentos que acreditan su vinculación con la Alcaldía, entre ellos, el memorándum de designación.

En un contacto con los medios, el testigo indicó que accedió a un contrato incitado por un grupo de familiares que ya estaría implicado. «Me ofrecieron, desde hace mucho, un auto y una casa», relata.

«Antonio Parada me llevó a las reuniones (en el inmueble) del 2do anillo, donde se organizaba la firma de los contratos y en dichas oficinas, Castedo me ofreció firmar el contrato».

Julio César Herbas también involucró al exconcejal Castedo y lo sindicó de ser uno de los encargados de reclutar personas para ofrecerles ítems fantasmas.

La revelación del testigo anónimo confirma que la organización operaba desde hace mucho. «Tienen gente de peso en la Alcaldía. Me invitaron a que participe de las reuniones (en apoyo a la agrupación de Percy) y me ofrecieron un contrato para que haga trabajo político», dijo.

Justifica el resguardo de su identidad, puesto que «estas personas tienen grupos de choque» y teme por que puedan asumir alguna represalia en su contra.

Fuente: eldeber.com.bo