¿Cómo se pagará por el internet? Lo que debes saber sobre las nuevas tarifas que regirán en Bolivia desde 2022

La Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) aprobó una resolución que determina el redondeo o fraccionamiento del uso de megas de internet.

La nueva norma señala que la facturación del servicio de acceso a internet se cobre por volumen de datos, es decir que se realice un redondeo o fraccionamiento de 1 kilobyte (KB). ¿En qué consiste?



La medida no está destinada a rebajar las tarifas de internet, pero sí que se pague lo justo por lo que se consume, según explicaron desde la ATT y el Ministerio de Obras Públicas.

Esta medida es muy parecida a la que se empezó a aplicar en 2005 cuando se ordenó a las telefónicas que cobren por el consumo exacto de las llamadas. Hasta esa fecha el cobro era por minuto, sin importar si hablabas 1 minuto y 20 segundos, se cobraba al redondeo por 2 minutos.

En este caso sucederá algo parecido: “lo que se va a cobrar es lo que se utiliza”, señala Néstor Ríos, director de la ATT.

“Por ejemplo, al descargar una fotografía de un peso de 1.110 kilobytes ¿Qué es lo que hacía el operador? no te cobraba los 1.110 kilobytes, lo redondeaba a 2.000 kilobytes. Entonces esa diferencia de kilobytes es la que pagaba el usuario en beneficio del operador”, explicó.

El activista Mario Durán en declaraciones a Página Siete explica que dos telefónicas aplican el redondeo a 1024 Kb (1 MB) con independencia del volumen real de datos.

Por ejemplo, dijo que dos telefónicas aplicaban el redondeo a 1024 Kb (1 MB), es decir, si una persona descargaba una imagen de 256 Kb, le cobraban por 1024 Kb.

“Con la nueva normativa el redondeo será a 1 Kb, lo que debe traducirse en que los MBs adquiridos deben convertirse en un mayor volumen de datos de internet, siguiendo la analogía del vaso de agua, nos cobrarán por cada vaso, ya no por la botella”, señaló Durán.