Covid-19: HRSJD colapsa, suspenden cirugías y baja a 50% las consultas

La Dirección del Hospital espera respuesta del Gobierno a la solicitud de ampliación contratos del personal que concluye el 29 de diciembre, y tampoco recibió respuesta sobre la planta de oxigeno.

Sala Covid-19 del HRSJD de Tarija

El Hospital Regional San Juan de Dios (HRSJD) de Tarija, único en su tipo en el departamento, se declaró en alerta ante el colapso de las dos áreas de terapia intensiva que posee el nosocomio, tanto de Covid-19 como en convencional, situación que llevó a reducir en 50% las consultas externas y suspender las cirugías programadas de forma indefinida.

El HRSJD tiene en total 23 camas de terapia intensiva, de las cuales 10 son de terapia convencional y 13 para Covid, pero ambas están al 100%. Según datos del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Tarija tiene 5.354 casos activos de Covid. El lunes sumó 261 nuevos casos, de los cuales 121 están en Cercado, 46 en Yacuiba, 35 en Caraparí, 22 en Bermejo, 10 en Villa Montes, 10 en Entre Ríos, 6 en Padcaya, 4 en Uriondo, 4 en San Lorenzo, 2 en El Puente y 1 en Yunchará.



Shirley Cuenca, directora del Hospital, alertó que el mismo atraviesa una etapa de alerta, ya que las tres áreas Covid: emergencias, terapia intermedia y UTI, que se habilitaron para atender a los pacientes, están al límite, lo que preocupa, ya que el índice de contagios es elevado y aun no se llegó al pico más alto de la nueva ola.

“No tenemos espacio para ningún paciente más en ambas terapias (…)”, afirmó. Tras explicar que en terapia intermedia del área Covid, donde se tiene 15 unidades, hasta el lunes en la mañana la cobertura era del 83%, es decir, 13 camas estaban ocupadas, pero por lo cambiante que es la situación del virus, podría cambiar en las próximas horas.

Apuntó que están en alerta media porque no solo se atiende Covid sino también otras patologías y cirugías, pero en el marco del plan de contingencia prevé que todo el hospital sea para Covid, a lo cual no se quiere llegar.

Ante esa situación, Cuenca indicó que el consejo técnico el nosocomio, que conforman todos los jefes de servicios, determinó suspender las cirugías programadas de forma indefinida, lo que perjudica a la población, ya que por la pandemia desde la gestión pasada se redujo al minino ese servicio y había muchos en espera. Además, se disminuirán las consultas externas en un 50%, por encontrarse en alerta alta a causa del Covid, lo que implica que, en caso de colapsar el hospital, se tiene que recurrir a esos profesionales en salud.

Faltan hospitales de segundo nivel

Cuenca también hizo notar que preocupa “de gran manera” que en el departamento no se tenga hospitales de segundo nivel para atención de pacientes, si bien en la ciudad se tiene el hospital San Antonio, pero solo es para atención por Covid.

Por eso, se solicitó al Sedes hacer una fiscalización en todos los municipios donde se cuenta con terapias intensivas e intermedias para que reciban a los pacientes, tanto Covid como otras patologías, y así evitar el colapso del San Juan de Dios, ya que se recibe pacientes desde Villa Montes, Yacuiba, Padcaya y Bermejo, municipios que tienen hospitales equipados.

“Pedimos al director del Sedes que pueda ser el centro coordinador y nos ayude a verificar en cuál otro municipio pudiesen internarse estos pacientes que requieren atención especializada, así no colapsar el hospital como estamos en este momento”.

Oxígeno y medicinas

La directora del HRSJD indicó que el abastamiento de oxígeno y medicamentos para tratar el Covid están garantizados, incluido el Remdesivir, gracias a las gestiones oportunas que se hicieron ante la Central de Abastecimientos y Suministros en Salud (CEAS) del Ministerio de Salud. También se tiene previsto el oxígeno hasta mediados de enero vía contrato con las empresas proveedoras, además se analiza otras posibilidades de conseguir oxígeno líquido, y está en proceso una licitación.

Bajas en el personal del HRSJD está entre 8 y 12%

Vivian Torres, jefe de epidemiologia del HRSJD, indicó que el personal del nosocomio también está sufriendo bajas por contagios del virus, lo cual se estima que afecta entre el 8 a 12% del plantel profesional.

En ese contexto, espera que la declaratoria de alerta permita habilitar y crear nuevas áreas y unidades, ya que no solo es la falta de infraestructura, también el personal médico para asistir a los pacientes Covid y otras patologías de emergencia.

Fuente: El País