El mayor Daniel Gualberto Capriles Sánchez fue dado de baja de la Policía sin derecho a reincorporación, por su participación en el motín policial de 2019 que derivó, junto a otros hechos, en la dimisión del expresidente Evo Morales. Ya suman 13 los policías sancionados disciplinariamente por su participación en el motín de noviembre.

Se acusó a Capriles de haber actuado en esas jornadas junto a los miembros de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), un grupo de choque que atacaba en la ciudad de Cochabamba a quienes simpatizaban con el MAS o el expresidente Morales.

“Durante las investigaciones se evidencia que el My. Daniel Gualberto Capriles Sánchez estuvo estrechamente vinculado con el sr. Yassir Molina, líder de la Resistencia Juvenil Cochala, grupo de personas que atentaron contra sociedad”, sostiene una nota del Viceministerio de Descolonización.

El motín policial empezó en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de la ciudad de Cochabamba ese noviembre de 2019, desde ahí se irradió a diferentes ciudades capitales. Ese hecho, junto a las protestas cívicas y la “sugerencia” militar de dimisión, acabó en la renuncia de Morales y la toma del poder por parte de Jeanine Áñez.

Capriles Sánchez fue “identificado plenamente mediante imágenes audiovisuales captadas por los diversos medios de comunicación y redes sociales” en los hechos de los que se lo acusó, según una nota del Viceministerio de Descolonización.

Como otros dados de baja, el exoficial fue sancionado por “incurrir en actos públicos, deshonrando los símbolos nacionales, la institución o el uniforme policial” e “instigar o liderar motines, huelgas, suspensión o interrupción del servicio, como acto de protesta o medidas de presión”, según norma la Ley 101 del Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana.

Además de Capriles, fueron dados de baja el capitán José Vargas Barrón, el mayor Jorge Salazar Ramírez; el mayor Edwin Silva García; la capitán Ivonne Barrenechea; el coronel Aníbal Rivas; el mayor Jhamil Jhasmany Sandy Gonzales; el capitán Marcelo Gutiérrez; el coronel Nelson Flores Claros, el exdirector de la FELCC Iván Rojas y el excomandante de la Policía Yuri Calderón.

También corrieron la misma suerte la suboficial Cecilia Calani y el suboficial Javier Triguero Pairumani, quien proclamó públicamente el motín policial en Santa Cruz el 2019.

El viceministro de Descolonización, Pelagio Condori, denunció a 26 uniformados por el motín policial ante las instancias disciplinarias de la Policía.

Molina y otros miembros de la RJC se encuentran en la cárcel por acciones de violencia en la Fiscalía General del Estado, en Sucre.