DDHH paralela se apresta a tomar asambleas departamentales y da un plazo

Las directivas de las regiones ya rechazaron las intenciones de los activistas afines al Gobierno
Marco Antonio Chuquimia

La directiva de DDHH afín al Gobierno que fue conformada el viernes en la noche, decidió marchar sobre las oficinas regionales de los nueve departamentos además de la ciudad de El Alto y el presidente de esta entidad paralela a la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Edgar Salazar ya adelantó que en varias regionales hay división.

“Hemos señalado que en el plazo de 90 días vamos a comenzar a trabajar en cada una de las asambleas, tenemos que ser claros, existen profundas divisiones en algunas instituciones en algunas asambleas departamentales, pero nuestros estatutos le dan el mandato al comité ejecutivo nacional o al nuevo directorio de poder realizar estos congresos en coordinación con nuestros activistas”, declaró Salazar en el canal estatal, Bolivia Tv.

El directorio paralelo ya había anunciado antes que tomarían por la vía judicial el edificio de la APDHB en la ciudad de La Paz, replicando de ese modo lo que hizo el Gobierno con el edificio de los cocaleros de Adepcoca en la zona de villa Fátima.

Desde Tarija, la flamante presidenta de DDHH, Yolanda Herrera afirmó que al evento organizado por Salazar solo asistieron tres oficinas departamentales y que no llegaron las asambleas de Beni, Tarija, Oruro, La Paz, Potosí y Cochabamba, además de la regional de Montero, por lo que calificó como «totalmente ilegítimo» el encuentro del viernes

Las representaciones departamentales de Santa Cruz, La Paz y Beni ya emitieron comunicados rechazando a la directiva paralela de DDHH que intenta consolidar su presencia con la toma del edificio central en la avenida 6 de Agosto de la ciudad de La Paz.

“Rechazamos enérgicamente y repudiamos cualquier acto y nos adherimos a la posición de las departamentales orgánicas de Bolivia, de este intento ilegitimo, no es la primera vez que grupos con fines políticos, intentaron secuestrar nuestra institución matriz”, señala el comunicado de la departamental de Santa Cruz y lleva la firma del vicepresidente de esa oficina, Samuel Rocha.

Salazar dijo que la primera reunión de urgencia se realizará mañana para tomar decisiones sobre el edificio, aunque no mencionó dónde se realizará ese evento. El último intento de toma de las oficinas de DDHH en La Paz, la protagonizaron precisamente los militantes del MAS en agosto de este año, cuando intentaron descabezar la organización.