Desastres naturales: Viceministro admite “coordinación muy débil” con Santa Cruz

A pesar de que el departamento de Santa Cruz ha sido uno de los más golpeados por los desastres naturales ocasionados por las intensas lluvias anticipadas registradas durante diciembre en el país, el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes admitió que el nivel de coordinación es muy débil con la Gobernación cruceña.

Desastres naturales: Viceministro admite “coordinación muy débil” con Santa Cruz

Fuente: https://brujuladigital.net/



“Hay que ponderar el nivel de coordinación con todos los gobiernos municipales involucrados en esta problemática, con los gobernadores de ocho departamentos con los que hay una comunicación directa. En Santa Cruz, sí, nuestra coordinación es muy débil”, afirmó en el canal gubernamental.

La relación entre el Gobierno de Luis Arce (MAS) y la Gobernación de Santa Cruz a cargo del opositor Luis Fernando Camacho ha estado marcado el 2021 por tensiones, acusaciones y contra-acusaciones. El departamento cruceño ha sido el más contundente a la hora de llevar adelante paros en contra de normas que han sido consideradas inconstitucionales.

Sin embargo dijo que hay coordinación con una institución a cargo de información de las cuencas. “Estos municipios afectados que son principalmente el municipio de Pailón, Okinawa, San Julián, Cuatro Cañadas, necesitan información técnica para poder hacer lo más antes posible trabajos de contención”, señaló.

Durante las últimas semanas, se desbordaron los ríos Piraí y Grande en el departamento de Santa Cruz, con pérdidas humanas, entre niños y adultos, además de inundaciones de cultivos agrícolas y daños en viviendas e infraestructura carretera.

Como consecuencia de las intensas lluvias, Calvimontes informó que siete de los nueve departamentos quedaron afectados, 55 municipios. “Estamos hablando de 8.148 personas afectadas, más de 1.000 damnificadas, más de 3.000 hectáreas afectadas. 1.000 hectáreas con pérdidas totales, más de 5.000 cabezas de ganado afectadas, más de 400 viviendas, de las cuales 80 son irrecuperables”, detalló.

Hasta la fecha dijo que se debe lamentar la muerte de 13 personas, como consecuencia de riadas, desbordes, entre otros.

Sin embargo dijo que se contará con la cuantificación de los daños en agricultura a cargo del Ministro de Desarrollo Rural y Tierras. “Se elaboró un primer plan de contención que se lo expondrá a los alcaldes para contener los rebalses de río”, dijo.

El Plan Nacional de Emergencias, según el Viceministro de Defensa Civil, contempla un 65 millones 800 mil bolivianos, de los cuales se cuenta con un saldo considerable para afrontar estas últimas semanas de emergencias del 2021.

Dicho plan contempla la movilización de las Fuerzas Armadas para salvaguardar la vida, recuperar los objetos materiales, ganado, armar campamentos para las personas damnificadas, repartir vituallas y alimentos.

“Todo esto se hace de manera inmediata, movilización de maquinaria pesada con la intervención de los Ministerios de Desarrollo Rural y Tierras, la Administradora Boliviana de Carreteras, la Agencia Estatal de Viviendas, el Ministerio de Vivienda para la dotación de agua para consumo humano y animal”, señaló.

Las lluvias superaron los registros históricos de 2003 y 2013, que hasta ahora eran los más altos.  En la región altiplánica de Oruro al sur, las lluvias alcanzaron 300 milímetros por metro cuadrado cuando el mayor registro era de 44,2 milímetros. En los valles al sur del país el registro actual alcanzó a 242 milímetros cuando el tope mayor para diciembre era de 98 milímetros, según informó Marisol Portugal del Senamhi.

El fenómeno de La Niña ha provocado un patrón de circulación muy dinámico aportando bastante humedad desde la Amazonía. Ese evento de origen climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial, genera más lluvias en los Andes centrales que provocan inundaciones catastróficas en los llanos orientales.