En más de 10 años, se conocen dos sentencias por matar a un animal en Cochabamba

Los casos de biocidio generan alarma en Bolivia, luego de que se conociera la muerte de un can, víctima de machetazos. Hace unos días se conoció sobre la sentencia de un hombre acusado de envenenar a cuatro perros.
Una voluntaria da de comer a un grupo de perros. Archivo
Una voluntaria da de comer a un grupo de perros. Archivo

Después de un esfuerzo y seguimiento constante al caso de envenenamiento de cuatro mascotas, se logró, esta semana, sobre una sentencia por el delito de biocidio en Cochabamba. Se sabe de, al menos, dos personas que han recibido una pena por incurrir en dicho delito en el departamento.

La vicepresidenta de Defensores de Animales San Roque, Estela Durán, explicó que en los 12 años que tiene la organización, son escasas las causas en que los agresores reciben castigo por matar a un animal.

“La persona fue acusada por el envenenamiento de cuatro mascotas. Estuvo poco más de mes en la cárcel, se sometió a un juicio abreviado, se declaró culpable y le dieron la sentencia de tres años porque como San Roque hicimos seguimiento, pero en el resto de los casos no se llega hasta el final”, indicó.



En el artículo 10 de la ley 700, en la parte del biocidio precisa que “se sancionará con privación de libertad de dos (2) años a cinco (5) años y multa de treinta (30) a ciento ochenta (180) días, a quien matare con ensañamiento o con motivos fútiles a un animal”.

Asimismo establece que “la sanción será agravada en un tercio de la pena máxima, si se matare a más de un animal”.

El caso anterior sucedió en 2018, cuando una mujer llamada Victoria fue sentenciada a tres años de privación de libertad por apuñalar a un perro. La mujer, comerciante de carne, lo agredió tras notar que el can quería llevarse un trozo del alimento. La señora se sometió a un proceso abreviado.

Esta última semana se presentaron dos casos de biocidio. Uno del can que murió producto de varios machetazos y otro de una persona que envenenó a tres canes.

Las críticas hacia la norma 700 se reavivan luego de que, en las últimas horas, se conociera el brutal ataque con un machete hacia un perro llamado Juki. Un hombre lo agredió y el animal debió pasar por la eutanasia, debido a su crítico estado de salud.

Por este hecho, la senadora Andrea Barrientos, de Comunidad Ciudadana, anunció que se constituirá como parte querellante contra el hombre acusado de proceder al ataque, del mismo modo que lo confirmaron también las asociaciones que velan por los derechos de los perros y gatos desvalidos.