Paciente con parálisis logró publicar un tweet mediante una interfaz cerebro-ordenador

Un paciente de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) en Australia se convirtió recientemente en la primera persona en publicar un mensaje en las redes sociales usando solo sus pensamientos. 

Philip O’Keefe, de 62 años, el pasado 23 de diciembre publicó un breve mensaje inicial, comenzando con la clásica frase «Hola mundo», en Twitter.



El primer tweet publicado desde una interfaz cerebro-ordenador

O’Keefe, al igual que otros pacientes con ELA, experimentó una parálisis progresiva, que lo dejó sin poder hablar a principios de este año. En abril, le fue implantado un dispositivo llamado SBCI (Stentrode Brain Computer Interface), que es una clase de implante cerebral endovascular. Al poco tiempo de su instalación, el paciente comenzó a utilizarlo para comunicarse.

Mediante el SBCI, su portador puede redactar mensajes pensando en palabras y acciones, tal como ocurre en la interacción con las teclas o el ratón de un ordenador. 

El histórico mensaje de O’Keefe fue publicado en Twitter a través de la cuenta de Thomas Oxley, director ejecutivo de Synchron, empresa desarrolladora de esta tecnología. Su mensaje inicial fue seguido por un texto más extenso, que detalla cómo había llegado a adoptar la nueva tecnología. Seguidamente, señaló también que espera que su participación en el programa SBCI ayude a cimentar el camino para nuevos tipos de tecnología que ayuden a moverse o comunicarse con autonomía a aquellas personas que tienen dificultades para aquello.

El SBCI implantado en el cerebro de O’Keefe fue instalado sin abrir su cráneo, utilizando técnicas que se han utilizado durante varios años para tratar a las personas con accidentes cerebrovasculares. En lugar de las tradicionales y riesgosas cirugías, el dispositivo fue insertado a través de su vena yugular. El pequeño implante cerebral, que solo mide 8 mm, fue diseñado para permitir que las personas que han perdido la capacidad de hablar se comuniquen utilizando solo sus pensamientos. 

El SBCI es inalámbrico y es capaz de traducir a palabras las ondas cerebrales que lee. Además de O’Keefe, los ensayos clínicos en humanos se han realizado en Australia durante más de un año. En la actualidad, el dispositivo se ha implantado en una sola persona más, pero se planean más.

Fuente: Link