Rige otra alerta en dos ríos; Arque y 2 municipios no salen del temor

El Senamhi emitió la advertencia naranja por posible desborde en cuencas Arque y Maylanco, en Cochabamba. Alcaldes piden maquinaria y lavaderos de arena.

El puente Colcha, dañado por la fuerza del río Arque. ALD

El panorama en partes de la región andina aún es desolador. El embate por las lluvias fue severo en municipios como Arque y Sicaya, que perdieron cultivos, viviendas y animales, luego de que se desbordara el río Arque la noche del miércoles 8 del mes en curso.



Entonces, la fuerza de la corriente acabó con casas de adobe (casi dos decenas) y terminó con la vida de vacas, cerdos, gallinas y perros, en uno de los mayores golpes que recibieron dichas comunidades apenas comienza la época de precipitaciones pluviales en el departamento.

Cuando esas poblaciones aún se encuentran en proceso de recuperación lenta y al menos 60 familias arqueñas han quedado sin techo, se presenta una nueva amenaza. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió una alerta naranja que advierte la posibilidad de nuevos desbordes en el río Arque y en el río Maylanco (afluente del Rocha) de Cochabamba. Además, Tacopaya y Tapacarí también se han visto damnificadas.

La advertencia rige para el período de 48 horas, que comenzó ayer y termina esta jornada. La probabilidad latente de que rebalse la cuenca en la zona andina pone en vigilia a las poblaciones de Arque y Sicaya, además de Capinota y las comunidades cercanas.

Ante el panorama, los alcaldes Willy Ordoñez (Arque) y Juvenal Colque (Sicaya) expusieron su preocupación, mencionaron que requieren más maquinaria y que hacen lo que está en sus manos para proteger a los lugareños.

Ordoñez le informó a este medio que ya iniciaron con los trabajos de dragado y que esperan que “no haya ninguna debilidad”. Con respecto a las necesidades urgentes, dijo: “Una carta mandé (a las autoridades); el lunes (por mañana) van a entrar con ración seca, vituallas, ropa y elementos de cocina”. Si bien ya activaron maquinarias, el Alcalde anticipó que gestionarán el arribo de más aparatos.

Colque, por su parte, indicó que se dañaron 200 parcelas de cultivos de zanahoria, maíz, papa, cebolla y otras verduras, producto del desborde anterior. Por fortuna, no lamentaron viviendas venidas abajo. De todos modos, solicitó a las máximas autoridades del Estado que les asistan.

“El río Arque es caudaloso y peligroso. De igual manera, el río Sayari nos afectó, pero estamos sobrellevando. Pedimos a las autoridades que nos puedan colaborar para darles alguna ayuda a los compañeros que no van a recuperar ni su trabajo”.

“Estamos haciendo lo que podemos”, manifestó Colque, para completar diciendo que solo cuentan con una maquinaria, por lo que requieren de lavaderos de arena. “Con eso queremos proteger las riveras para que ya no pueda golpear mucho a la agricultura. Necesitamos cemento para que los muros defensivos sean más altos. Al hermano Presidente (Luis Arce), le pediría que no se olvide de la región andina. Siempre tendrá nuestro apoyo”.

En las últimas horas, el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, sostuvo una reunión con el alcalde Ordoñez y con la Dirección Regional de Defensa Civil en Cochabamba, con el fin de activar labores humanitarias en Arque.

Por su parte, la Secretaría de la Madre Tierra, de la Gobernación, llevó adelante ayer un monitoreo en el río Maylanco, en coordinación con el Centro de Comunicación y Desarrollo Andino (CENDA) y el proyecto GIAC. La intención fue evaluar la calidad del agua en sus diferentes niveles y relacionarla con el impacto de las aguas residuales domésticas.

Fuente: https://www.opinion.com.bo