El ministro de Salud, Jeyson Auza, confirmó este miércoles que hasta el momento todavía no se detectó la presencia de la variante Ómicron en el territorio nacional, pero la sospecha está vigente.

“La sospecha de la variante Ómicron en el país está vigente desde el momento en el que a Latinoamérica ha ingresado esta nueva variante; nosotros estamos realizando un proceso de secuenciación genómica constante, una vigilancia genómica constante”, dijo.

Precisó que la sospecha se genera principalmente entre los pacientes que vienen de lugares donde ya se confirmó la presencia de la nueva variante del COVID-19 y a quienes se toma la muestra correspondiente.

Es así que “se han hecho los análisis tanto en Cochabamba (como en) Santa Cruz a estos pacientes que provenían de esas regiones y hoy se ha emitido un informe oficial desde Inlasa, que ratifica los estudios preliminares anunciados el jueves anterior (y lo que significa que) hasta la fecha no se ha detectado la variante Ómicron en el país”, remarcó Auza.

El martes, el director municipal de Salud de Santa Cruz, Roberto Vargas, afirmó que el ascenso abrupto de casos de coronavirus en esa región del país hace presumir que la nueva variante del coronavirus ya circula en el departamento cruceño.

“El aumento de casos en esta cuarta ola fue desde septiembre, desde ese mes se dio un ascenso lento y desde hace cuatro semanas ya se dio un ascenso vertical que coincide con el comportamiento epidemiológico que están mostrando otros países donde está circulando la variante Ómicron”, explicó Vargas a La Razón.

La jornada pasada, el departamento de Santa Cruz reportó 3.278 nuevos contagios de COVID-19 y las autoridades regionales calificaron esa situación como “la peor tormenta epidemiológica”.

Una toma de muestra de COVID-19. Foto de archivo: La Razón.