Senasag pide apoyo a viticultores para contrarrestar el contrabando en Tarija

En la Vendimia 2021-2022 se prevé cosechar 1.541.000 cajas de uva en el valle central de Tarija, producción que generará un movimiento económico de 20 millones de dólares, además de fuentes de empleo.

Senasag pide apoyo a viticultores para contrarrestar el contrabando en Tarija
Venta de uva en mercados de Tarija

El Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) en Tarija hizo un llamado a los productores de uva e instituciones públicas, en el marco del control social, a sumarse a la lucha contra el contrabando para evitar pérdidas en la producción local. Se estima de la cadena de uvas, vinos y singanis mueve unos 100 millones de dólares en la economía del departamento, y genera más de 10 mil empleos directos y 20 mil indirectos.

Desde la segunda quincena de diciembre los viticultores del valle central de Tarija inician la cosecha de la uva tempranera, que se destinará a mercados de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, por lo que el Senasag reforzará los controles, desde las viñas con la emisión de la hoja de ruta hasta llegar a los mercados del interior del país.



Michael Choque Molina, jefe departamental del Senasag, durante la presentación del nuevo empaque para la venta, indicó que de toda la uva de mesa que se consume en el país, casi el 40% es de contrabando, ocasionando una afectación “muy fuerte” a los productores locales.

“Una cosa muy importante es el control social, si hay el compromiso institucional de la Gobernación, municipios, Senasag, Aduana y productores se puede hacer un control efectivo (…). Queremos con la participación de ustedes reducir el contrabando”, afirmó. Al indicar que, de las más de cinco mil hectáreas de vid en Bolivia, el 95% está en el departamento de Tarija. A causa del contrabando la gestión pasada se comercializó la uva en 40 bolivianos la caja, cuando para recuperar el costo de producción se debería vender entre 90 a 100 bolivianos.

Agregó que realizan un arduo trabajo con resultados óptimos en el Chaco y Bermejo, donde se coordinó con los productores de granos y tomate, en la época de cosecha, logrando así recuperar los costos. “El éxito que hemos tenido con el grano en el Chaco y el tomate en la zona de Bermejo queremos replicarlo, ya no queremos que los productores de uva dejen su producción en campo, porque cosechar y vender a 40 bolivianos es pérdida”.

Choque indicó que tras varias reuniones se acordó una estrategia, con la participación del Ejército, no solo para evitar el contrabando de uva, sino también para el ajo y cebolla, que se comenzará a cosechar en las próximas semanas.

Recordó que también se flexibilizaron los requisitos para exportar singani y vinos a Estados Unidos y países de Europa, además, en el último año se emitió más de dos mil registros sanitarios como incentivo para la reactivación económica en el departamento.

Peso, calidad y precio justo

El Centro Vitícola de Tarija (Cevita), la Subgobernación y Alcaldía de Uriondo, los productores de uva, el Gobierno Departamental, a través de la Secretaría de Desarrollo Productivo, en coordinación con el Viceministerio de Lucha contra el Contrabando y el Senasag, presentaron el lunes la nueva caja estándar de 20 kilos para comercializar la uva, de esa forma llegar al mercado con calidad, peso y precio justo.

Efraín Rivera, secretario de Desarrollo Productivo, refirió que los cambios que se aplicarán desde este año para vender la uva de Tarija, tienen como objetivo el precio y peso justo, tanto para productores como comercializadores. Detalló que con el anterior sistema de comercialización de la uva “morreo”, los productores perdían unos 4 millones de bolivianos.

“La nueva caja tiene el objetivo de evitar pérdidas a los productores de uva, y se lo hizo en cumplimiento a la Resolución 028/2008 del Senasag, que señala que la caja de uva no se debe comercializar más de 20 kilos”.

Viceministro se reunirá con sectores productivos

El viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Daniel Pedro Vargas Carrasco, informó que los datos estadísticos en comisos reportados por la Aduana de enero a diciembre de 2021, batieron “récord”, principalmente en bebidas alcohólicas. Dijo que se trabaja en nuevas estrategias para que el contrabando no siga afectando la producción local.

Este martes prevé reunirse, en Bermejo, con el Senasag, Aduana Nacional, Transporte, bagayeros y otros sectores que introducen los productos de contrabando al país.

Fuente: El País