Vaticano recibe investigación de 251 casos de presunta pederastia en Iglesia española

Una investigación del diario español El País sobre 251 casos de presunta pederastia en la Iglesia católica española a lo largo de 75 años fue transmitida al Vaticano, que inició indagaciones internas.

Con nuestro corresponsal en Madrid, Luis Méndez, y AFP.

Imagen del Jesús del Gran Poder durante una misa en la Colegiata de San Isidro en el centro de Madrid, España, el jueves 1 de abril de 2021. AP – Manu Fernandez

 



 

La Iglesia española se dispone a investigar los posibles abusos sexuales cometidos durante décadas por miembros de la institución religiosa, entre ellos los 250 casos de pederastia recopilados por el diario El País y que fueron enviados al Vaticano para que tomara cartas en el asunto, aunque los obispos ya han advertido que a esta lista le falta rigor documental al incluir personas fallecidas o no tener en algunos casos la fecha o el nombre de los supuestos responsables del delito.

«La Iglesia ha abierto una gran investigación, sin precedentes en España, de 251 miembros del clero y algunos seglares de instituciones religiosas acusados de abusos a menores y que EL PAÍS ha recopilado e investigado en los últimos tres años», escribió el diario.

«Componen un informe de 385 páginas que este diario entregó al papa Francisco el pasado día 2 de diciembre, aprovechando el contacto directo del Pontífice con los periodistas en su viaje a Grecia», agregó.

Estas acusaciones y testimonios se refieren a hechos ocurridos entre 1943 y 2018, detallados en el informe, señala el diario, que publicó en su sitio de internet los primeros datos de estos casos bajo anonimato.

La Iglesia española, una de las más conservadoras del continente europeo, se ha resistido tradicionalmente a investigar los presuntos casos de abusos cometidos por sacerdotes a pesar de las evidencias y las denuncias públicas que señalaban a los responsables con nombres y apellidos, muchos de ellos todavía en activo. Algunos obispos han llegado incluso a negar que exista un problema.

Obligada por el Papa Francisco, la jerarquía española no ha tenido más alternativa que abrir la puerta a una investigación que podría revelar centenares de abusos cometidos en un país en el que la iglesia católica mantiene todavía una poderosa influencia.

En un comunicado difundido el domingo 19 de diciembre, la Conferencia Episcopal Española dijo que «reitera su interés y disposición a realizar una investigación de todos los casos de abusos» y «anima a todas las víctimas a presentar denuncias».

 

Fuente:Radio Francia Internacional