Bolivia pide a Chile acción común para agilizar flujo comercial en frontera

Bolivia planteó este miércoles a Chile acciones conjuntas para agilizar la toma de pruebas contra la covid-19 en el lado chileno, ya que la labor actual ha ocasionado que unos 1.500 camiones bolivianos estén parados desde hace seis días en la frontera común.

Fuente: lostiempos.com



En una rueda de prensa, el viceministro de Comercio Exterior de Bolivia, Benjamín Blanco, mencionó que se ha «oficializado» al Gobierno chileno la propuesta de «acordar un protocolo de bioseguridad» y que médicos bolivianos «puedan coadyuvar a realizar estas pruebas de antígeno nasal del lado chileno».

«Chile cuenta solamente con tres profesionales de salud que deben realizar las pruebas a los casi 400 camiones (bolivianos) que pasan por día. Ese personal es insuficiente y eso está provocando estas demoras», remarcó.

«Le pedimos a Chile que pueda trabajar en coordinación con las autoridades de salud de Bolivia», enfatizó.

En algunas imágenes difundidas este miércoles, los dirigentes del transporte pesado mostraron una extensa fila de camiones esperando la autorización para pasar al lado chileno en medio de la nevada que cayó en Tambo Quemado, el principal paso de frontera entre ambos países.

Blanco señaló que el comercio exterior de Bolivia «está siendo gravemente afectado» por las medidas que Chile aplica para controlar el ingreso a su territorio y evitar casos de la covid-19.

Tambo Quemado es el sector por el que «gran parte» de la mercadería boliviana se mueve desde o hacia los puertos chilenos en el océano Pacífico, recordó.

Otra propuesta es que se pueda habilitar el paso fronterizo de Charaña-Visviri «solamente para los camiones que llevan contenedores sin carga y cisternas sin carga» y así evitar la congestión, dijo Blanco.

El viceministro boliviano también expresó la «necesidad» de que Bolivia y Chile tengan un nuevo Comité de Fronteras, que no se reúne desde 2017, y que «es el foro adecuado para poder discutir estos temas».

«Esperamos que estas propuestas puedan ser consideradas de manera urgente, (y) a la brevedad posible», enfatizó.

A su turno, el presidente de la Cámara Departamental del Transporte Pesado de La Paz, Ramiro Sullcani, señaló que los inconvenientes en la frontera con Chile «se han vuelto algo crónico» y que por las demoras en frontera cada camión debe pagar multas entre 450 y 600 dólares a las líneas navieras.

El Gobierno dispuso que otro grupo de médicos se encargue de revisar el estado de salud de los transportistas bolivianos, puesto que muchos presentan afecciones respiratorias al mantenerse varios días en un sitio con temperaturas bajo cero y a más de 4.600 metros de altitud.

También se comprometió el envío de raciones secas de alimentos al considerar que la situación por la que pasan los transportistas bolivianos es además un «tema humanitario».

El Gobierno boliviano ha invocado la solución a estas dificultades en base al derecho de «libre tránsito» que le confiere el Tratado de 1904, que fijó los límites definitivos entre ambos países tras la llamada guerra del Pacífico.