Bolivia y Chile acuerdan que el Inlasa realice las pruebas PCR en Tambo Quemado

CONFLICTO

Extensa fila de camiones varados en Tambo Quemado. Foto: redes sociales

Fuente: erbol.com.bo

Autoridades de Bolivia y Chile acordaron que el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) realice desde este jueves la toma diaria de pruebas PCR contra el coronavirus a los transportistas bolivianos en el sector de Tambo Quemado.



La medida fue asumida tras una reunión virtual entre representantes del Viceministerio de Comercio Exterior e Integración y el Inlasa de Bolivia y la Delegación Presidencial Regional y la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Arica y Parinacota de Chile.

“A partir del 27 de enero de 2022, Inlasa iniciará la toma diaria de pruebas PCR en Tambo Quemado, debiendo realizar la transmisión electrónica de resultados a la Administración del Complejo Fronterizo Chungará”, se lee parte del comunicado conjunto.

La directora del Inlasa, Evelín Fortún, informó que las pruebas PCR que se tomen a los transportistas serán enviados a la ciudad de La Paz para su correspondiente análisis. Los resultados serán enviados vía virtual para que así se tenga certeza del intercambio de información al lado chileno.

Desde hace varias semanas, los transportistas bolivianos atraviesan problemas en Chungará ante la demora de controles de pruebas contra el coronavirus que se les practican. Son cientos de camiones que se encuentran varados en la carretera lo que genera un perjuicio económico.

En otro de los puntos, se acordó que desde el 28 de enero se incrementará la cantidad de personal de salud asignado a la aduana sanitaria en el complejo fronterizo de Chungará, con el objetivo de que se pueda agilizar la atención de transportistas bolivianos.

“A partir del 29 de enero de 2022, se incrementará el aforo para la atención de unidades de transporte en Chungará, con miras a continuar ampliando el aforo de forma gradual, previa evaluación de resultados”, establece otro punto.

El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamin Blanco, afirmó que en el caso del otro complejo fronterizo de Pisiga se iniciarán las conversaciones para replicar similar decisión que en Chungará.

“Esperemos que con esta medida se agilice aún más el tránsito de carga internacional de nuestro país y se aliviane el tiempo de espera que tienen que tener nuestros hermanos transportistas. Empezamos primero en esta primera etapa que va a ser de prueba lo que se llama marcha blanca”, afirmó en rueda de prensa.

Para el 1 de febrero se prevé que se ambas representaciones de Bolivia y Chile sostengan un nuevo encuentro para hace una evaluación a lo acordado este miércoles.