¿Comenzó con Ómicron el paso de la pandemia a la endemia?

Desde que el SARS-CoV-2 hizo su aparición en el mundo los expertos aseguraban que éso es lo que iba a ocurrir. Qué analizan los especialistas para saber si el final está más cerca

"En este momento de la pandemia es cuando se encuentran coexistiendo el pasado, el presente y el futuro", coinciden los expertos (Efe)
«En este momento de la pandemia es cuando se encuentran coexistiendo el pasado, el presente y el futuro», coinciden los expertos (Efe)

“El coronavirus no va a desaparecer; pasará a ser endémico y será como una gripe”. Palabras más, palabras menos, es lo que explican los especialistas desde el comienzo de la pandemia cada vez que alguien les consulta sobre el futuro del virus que detuvo al mundo.

Por endemicidad los expertos explican que significa que el virus seguirá circulando en partes de la población mundial durante años, pero su prevalencia e impacto se reducirán a niveles relativamente manejables, por lo que terminará más como una gripe que como una enfermedad que detiene el mundo.



Para que una enfermedad infecciosa se clasifique en la fase endémica, la tasa de infecciones debe estabilizarse más o menos a lo largo de los años, en lugar de mostrar picos grandes e inesperados como lo hizo durante estos dos años el COVID-19. “Una enfermedad es endémica si el número reproductivo es estable en uno”, explicó Eleanor Murray, epidemióloga de la Universidad de Boston. “Eso significa que una persona infectada, en promedio, infecta a otra persona”.

A lo que la especialista hace referencia es al R0, un indicador que se usa para estimar a cuántas personas contagia un infectado y, según dicen los que saben “no estamos ni cerca de eso en este momento”. La variante Ómicron altamente contagiosa demuestra que cada persona infectada está infectando a más de una persona, con el resultado de que los casos están aumentando en todo el mundo.

La variante Ómicron causa síntomas más leves pero sin embargo para muchos especialistas aun no puede hablarse del fin de la pandemia por su alta contagiosidad
La variante Ómicron causa síntomas más leves pero sin embargo para muchos especialistas aun no puede hablarse del fin de la pandemia por su alta contagiosidad

Ernesto Resnik es científico, biólogo molecular, inmunólogo y biotecnólogo residente en Minnesota, Estados Unidos, y así lo había explicado a Infobae: “En este momento de la pandemia es cuando se encuentran coexistiendo el pasado, el presente y el futuro: la ola de infecciones, las variantes y las vacunas que funcionan y el COVID endémico en el horizonte. Pero no estamos ni en el pasado ni en el futuro. El presente es complejo pero esperanzador”.

Para él, “aunque no parezca hoy, gracias a las vacunas, se está marchando a la fase endémica, la fase en la que el virus existirá, habrá contagios, pero no pondrá nuestras vidas patas para arriba”.

En la misma línea se manifestó el investigador virólogo de la Universidad Estatal de Stony Brook, en Nueva York, Jerónimo Cello, para quien un virus se vuelve endémico cuando su circulación empieza a disminuir y los cuadros son más leves. “Vamos a la endemicidad, porque tenemos vacuna y ha habido mucha infección que genera inmunidad natural, lo que hará que haya menos transmisión, hospitalizaciones y muertes. Pero el virus va a seguir circulando. Si uno mira históricamente, muchas pandemias de virus respiratorios empiezan con alta letalidad, transitan y terminan en circulación endémica, algunas con brotes”.

En este punto, en opinión de Resnik, “este pico de contagios pasará”. “Yo creo que en 2022 transitaremos más seguros el pase de pandemia a endemia. Creo que en 2023 empezaremos a volver a la normalidad”, vaticinó.

“Vamos camino a la endemia, el virus no se va ir, va a seguir estando y nos vamos enfermar. Pero será una enfermedad leve. Calculo que con estas variantes, tan ultra contagiosas, esencialmente todo el mundo va a estar contagiado, seguramente en algún momento de sus vidas en los próximos dos años, pero la enfermedad será mucho más leve -insistió-. Esto lo vimos con los resfríos. Vamos camino a eso. Habrá antivirales, con lo cual la solución será aun mejor. Vamos a ir camino a bajar la circulación del virus, con lo cual nos encontraremos con el virus una vez cada tanto anualmente, no como ahora que salís a la calle y está el virus ahí. Hasta que el virus baje en circulación y estemos mucho más tranquilos, ya sabemos lo que hay que hacer es ventilar bien los ambientes en lugares cerrados. Y por supuesto, vacunación, vacunación y vacunación. Es lo que nos va a mantener sanos en esta ola”.

Un virus se vuelve endémico cuando ya no constituye una crisis activa (Reuters)
Un virus se vuelve endémico cuando ya no constituye una crisis activa (Reuters)

Acerca de si Ómicron empuja la endemicidad más lejos en el futuro, o bien podría acelerar el camino hacia la endemicidad al infectar a tanta población tan rápidamente que se desarrolle más rápidamente una capa de inmunidad natural, la viróloga de la Universidad de Saskatchewan en Canadá Angela Rasmussen dijo que “esa es realmente la pregunta del millón de dólares”. “Es realmente difícil de decir en este momento”, aseguró la experta, para quien “en general, un virus se vuelve endémico cuando los expertos en salud, organismos gubernamentales y el público deciden colectivamente que están de acuerdo con aceptar el nivel de impacto que tiene el virus; en otras palabras, ya no constituye una crisis activa”.

Para ella, con el aumento de Ómicron en este momento y muchos gobiernos volviendo a imponer precauciones más estrictas como resultado, está claro que todavía el mundo está en modo de crisis. “Pero mucho depende de la carga que supondrá para el sistema de atención médica -opinó Rasmussen-. Y eso va a ser diferente de una comunidad a otra”.

Y si bien en este punto, para muchos, el aumento de casos que ocasiona la nueva variante, aunque leves en su mayoría, podrían llevar al colapso del sistema sanitario, para otros hay algunos datos esperanzadores a tener en cuenta. Para Joshua Michaud, director asociado de política de salud global de la Kaiser Family Foundation, “la increíble cantidad de infecciones está aumentando la inmunidad a nivel de la población. Eso será crucial en términos de silenciar las olas futuras”.

Fuente: infobae.com