EEUU: el incendio forestal en Colorado destruyó 1.000 casas

Al menos 15 centímetros de nieve y temperaturas muy bajas dibujan una escena espeluznante entre los restos aún encendios A pesar del impactante cambio de tiempo, el olor a humo impregna las calles vacías. Los rescatistas buscan a tres desaparecidos

Una llama solitaria parpadea mientras el humo sale de los restos de una casa destruida por incendios forestales, el sábado 1 de enero de 2022 (AP Photo/David Zalubowski)
Una llama solitaria parpadea mientras el humo sale de los restos de una casa destruida por incendios forestales, el sábado 1 de enero de 2022 (AP Photo/David Zalubowski)

Un funcionario de Colorado confirmó a AP que casi 1.000 casas fueron destruidas, cientos más resultaron dañadas y que tres personas están desaparecidas después de que un incendio forestal carbonizó numerosos vecindarios en una zona suburbana en la base de las Montañas Rocosas al noroeste de Denver.

El sheriff del condado de Boulder, Joe Pelle, dijo también el sábado que los investigadores siguen tratando de encontrar la causa del incendio que estalló el jueves.



El incendio forestal, azotado por el viento, ennegreció barrios enteros en la zona comprendida entre Denver y Boulder.

Pelle dijo que los funcionarios estaban organizando equipos para buscar a los desaparecidos en el área de Superior y en el condado no incorporado de Boulder. La tarea se complica por los escombros de las estructuras destruidas, cubiertas por 20 centímetros de nieve arrojada por una tormenta durante la noche, dijo.

Anthony D-Amario, de 18 años, mira entre los restos de su casa destruida por el incendio de Marshall mientras su familia y amigos lo observan en Louisville, Colorado, Estados Unidos, el 31 de diciembre de 2021. REUTERS/Alyson McClaran
Anthony D-Amario, de 18 años, mira entre los restos de su casa destruida por el incendio de Marshall mientras su familia y amigos lo observan en Louisville, Colorado, Estados Unidos, el 31 de diciembre de 2021. REUTERS/Alyson McClaran

Se está investigando la causa del incendio. Pelle dijo que los funcionarios de servicios públicos no encontraron líneas eléctricas caídas alrededor de donde se produjo el incendio. Dijo que las autoridades estaban siguiendo una serie de pistas y habían ejecutado una orden de registro en “un lugar en particular”. No quiso dar más detalles.

La noticia se produjo cuando una nevada nocturna y las gélidas temperaturas del sábado agravaron la miseria de cientos de residentes de Colorado que comenzaron el año nuevo tratando de salvar lo que queda de sus hogares.

Para los miles de residentes cuyas casas sobrevivieron a la conflagración, los voluntarios de la Cruz Roja distribuyeron calefactores eléctricos mientras los equipos de servicios públicos se esforzaban por restablecer el gas natural y la electricidad.

Una estatua se encuentra entre los restos de las casas destruidas por el incendio de Marshall en Louisville, Colorado
Una estatua se encuentra entre los restos de las casas destruidas por el incendio de Marshall en Louisville, Colorado

Al menos siete personas resultaron heridas en el incendio que se declaró en Louisville y Superior, ciudades vecinas situadas a unos 32 kilómetros al noroeste de Denver y con una población combinada de 34.000 habitantes.

El incendio, que ha quemado al menos 24 kilómetros cuadrados, ya no se considera una amenaza inmediata.

Las familias que se vieron obligadas a huir de las llamas sin apenas aviso comenzaron a regresar a sus barrios el viernes para encontrar un mosaico de devastación. En algunas manzanas, las casas reducidas a ruinas humeantes se encontraban junto a otras prácticamente indemnes a los incendios.

Cathy Glaab descubrió que su casa en Superior se había convertido en un montón de escombros carbonizados y retorcidos. Era una de las siete casas en fila que quedaron destruidas. “El buzón está en pie”, dijo Glaab, tratando de esbozar una sonrisa entre lágrimas. Y añadió con tristeza: “Tantos recuerdos”.

A pesar de la devastación, dijo que tienen la intención de reconstruir la casa que ella y su marido tienen desde 1998. Les encanta que el terreno dé a un espacio natural y que tengan vistas a las montañas desde la parte trasera.

Al menos 991 casas fueron destruidas pro el incendio forestal en Colorado
Al menos 991 casas fueron destruidas pro el incendio forestal en Colorado

Rick Dixon temía que no hubiera nada a lo que volver después de ver en las noticias a los bomberos intentando salvar su casa en llamas. El viernes, Dixon, su mujer y su hijo la encontraron casi destruida y con un enorme agujero en el techo, pero todavía en pie.

“Pensamos que lo habíamos perdido todo”, dijo, mientras guardaba la vajilla de su suegra en contenedores acolchados. También recuperaron esculturas que pertenecían al padre de Dixon y montones de ropa que aún estaban en las perchas.

Mientras las llamas barrían los barrios afectados por la sequía con una velocidad alarmante, impulsadas por rágafas de hasta 105 mph (169 kph), decenas de miles de personas recibieron la orden de huir.

Con algunas carreteras aún cerradas, la gente regresó a sus casas para coger ropa o medicinas, cerrar el agua para evitar que se congelaran las tuberías o ver si aún tenían casa. Salieron cargando mochilas y tirando de maletas o carros por la acera.

David Marks se encontraba en una ladera con vistas a Superior junto con otras personas, utilizando un par de prismáticos y una lente de cámara de largo alcance para ver si su casa, y las de sus vecinos, seguían allí, pero no podía decir con seguridad si su casa estaba bien. Dijo que al menos tres amigos habían perdido sus casas.

Había visto desde la ladera cómo ardía el barrio.

“Nunca había visto algo así. … Una casa tras otra, vallas, cosas volando por los aires, simplemente incendiadas”.

El presidente Joe Biden declaró el viernes una catástrofe de grandes proporciones en la zona, ordenando que la ayuda federal se pusiera a disposición de los afectados.

El incendio forestal estalló inusualmente tarde en el año, tras un otoño extremadamente seco y en medio de un invierno casi sin nieve hasta la nevada nocturna.

Superior y Louisville están llenas de subdivisiones de clase media y media-alta con centros comerciales, parques y escuelas. La zona está entre Denver y Boulder, sede de la Universidad de Colorado.

Los científicos afirman que el cambio climático está haciendo que el tiempo sea más extremo y los incendios forestales más frecuentes y destructivos.

El 90% del condado de Boulder se encuentra en sequía severa o extrema, y no había visto lluvias sustanciales desde mediados del verano. Denver batió el récord de días consecutivos sin nieve antes de recibir una pequeña tormenta el 10 de diciembre, su última nevada antes de que estallaran los incendios forestales.

Con información de AP

Fuente: infobae.com