El fuego redujo a cenizas el trabajo de toda la vida de una familia en Santa Cruz

 

Fuente: Unitel

Con lágrimas de impotencia, dolor y frustración el señor Gregorio Cruz lamenta que su negocio y su vivienda, ubicada en la avenida Juan Pablo II, fueran consumidos por el fuego y que al final quedó en cenizas.

En la vivienda, de dos plantas, había una ferretería y una pulpería. El fuego comenzó pasada las 15:00 y por el material inflamable que se encontraban en la ferretería las llamas se extendieron hasta la tienda de abarrotes.

Los bomberos llegaron al lugar y tuvieron que utilizar cerca de 120 mil litros de agua para acabar con el fuego y proceder al enfriamiento del lugar.

El señor Gregorio Cruz cuenta que la ferretería era de su hijo y que la venta de abarrotes la atendía él, pero el problema no acaba ahí, ya que la vivienda de dos plantas sufrió daño en la infraestructura, ya que lo inflamable como combustible y otros ayudaron a que la intensidad fuego no disminuya.

“Todo quedó en escombro y en cenizas. Todo se ha quemado. Las pérdidas suman unos 150 mil dólares porque sacamos un préstamo grande, ahora si la casa está mal el monto es alto”, señaló don Gregorio.

Y entre lágrimas contó que “he trabajado duro para montar mi negocio. Todo quedó en cenizas, todo el trabajo. El trabajo de toda mi vida”, señaló la víctima.

Los Bomberos informaron que se deberá realizar otra revisión a la estructura pero que en un adelanto señalaron que hay bastante afectación a la estructura general. Lamentaron que en la ferretería se encontraban varios materiales tóxicos e inflamables.