El tribunal de apelaciones de EEUU confirmó la condena al narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán

La Corte del Segundo Circuito en Manhattan rechazó los argumentos de la defensa, que había citado la presunta mala conducta del jurado y las condiciones carcelarias

Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos confirmó este martes la condena del narcotraficante mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos en Manhattan rechazó varios argumentos que Guzmán planteó para buscar una revocación, incluyendo la mala conducta del jurado y las condiciones que experimentó en la cárcel.



Guzmán fue condenado en febrero de 2019 por traficar miles de millones de dólares en drogas y conspirar para asesinar a enemigos, como líder del cártel mexicano de Sinaloa.

Está cumpliendo una sentencia de por vida en la prisión Supermax de Colorado, probablemente la cárcel federal más segura, y se le ordenó un pago de 12.700 millones de dólares.

La cárcel "Supermax" de Colorado (Reuters)

La cárcel «Supermax» de Colorado (Reuters)

La postura de la defensa de Guzmán se centró en un artículo de Vice en el que un miembro del jurado no identificado mencionó que no menos de 5 compañeros del jurado adoptaron la protección de los medios de comunicación del juicio, y mintieron al respecto al presidente del tribunal, el juez de distrito de EEUU Brian Cogan.

La publicación incluyó una declaración de que Guzmán había drogado y violado a mujeres adolescentes, lo que los abogados de Guzmán han negado. “Usted (tiene) cinco jurados que no conocen el significado de un juramento”, mencionó el abogado Marc Fernich.

El fiscal federal Hiral Mehta replicó que los tribunales no deberían anular las condenas basándose sobre todo en las afirmaciones de jurados anónimos a sitios online. “Las pruebas aquí no son competentes, simplemente no lo son”, mencionó Mehta.

Guzmán había escapado dos veces de prisiones de máxima seguridad en México, una vez mientras estaba escondido en un carro de lavandería y otra vez arrastrándose por medio de un túnel excavado en su celda, antes de ser recapturado en un sangriento tiroteo en 2016.

Su esposa, la ex reina de la belleza Emma Coronel Aispuro, de 32 años, se declaró responsable en junio de ayudar a dirigir su imperio de la droga. Podría enfrentarse a una década de cárcel en su sentencia del 30 de noviembre.

(Con información de Reuters)

Fuente: infobae.com