Elecciones en Brasil: Lula dijo que si llega al poder gobernará con jóvenes y descartó a Dilma Rousseff para un puesto de relevancia

Aseguró que su sucesora no tiene “paciencia” para estar en política. El ex presidente, que lidera todas las encuestas de intención de voto, todavía no ha hecho oficial su candidatura

Lula dijo que Rousseff “falla en política” pues le faltaría, ha dicho, “la paciencia” que se necesita para hablar con quienes no quieres hacerlo (REUTERS/Charles Platiau)
Lula dijo que Rousseff “falla en política” pues le faltaría, ha dicho, “la paciencia” que se necesita para hablar con quienes no quieres hacerlo (REUTERS/Charles Platiau)

El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva parece haber descartado a su sucesora en el cargo, Dilma Rousseff, para ocupar algún puesto de relevancia en un posible gobierno en caso de salir vencedor en las presidenciales de octubre al asegurar este miércoles que la ex mandataria no tiene “paciencia” para estar en política.

“Hay gente joven y yo pretendo montar un gobierno con gente joven, hay gente importante con mucha experiencia también. Dilma es una persona por la que tengo el más profundo respeto y cariño. Dilma es técnicamente inatachable, con una competencia extraordinaria”, ha elogiado a Rousseff el ex presidente brasileño.



A pesar de estas palabras, Lula ha apostillado en una entrevista para la emisora CBN Vale que Rousseff “falla en política” pues le faltaría, ha dicho, “la paciencia” que se necesita para hablar con quienes no quieres hacerlo,

“Yo soy de esos políticos que si el otro está contando una broma y ya me la sé, no se lo digo, cuéntala otra vez, si es necesario me río”, ha dicho Lula, quien cree que cometieron un error al haber puesto tanta “presión” sobre Rousseff en 2016, cuando tras un juicio político tuvo que dejar la Presidencia.

Lula lidera todos los sondeos desde hace meses, con una intención de voto en torno al 45%, frente al máximo del 30% que se le atribuye al actual gobernante y líder de la ultraderecha, Jair Bolsonaro.

El ex presidente de brasileño Luiz Inácio Lula da Silva lidera los sondeos (REUTERS/Amanda Perobelli)
El ex presidente de brasileño Luiz Inácio Lula da Silva lidera los sondeos (REUTERS/Amanda Perobelli)

A pesar de las encuestas positivas, todavía no ha hecho oficial su candidatura, en la que, previsiblemente, tendrá como vicepresidente al que fuera su rival político y antiguo gobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, a quien se ha referido en esta ocasión como “compañero”.

El ex presidente brasileño ha explicado que esta hipotética candidatura está sujeta a la afiliación de Alckmin a un nuevo partido, un mes después de que pusiera punto y final a su etapa de más de tres décadas en el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

“La candidatura dependerá de si me presento y de la afiliación del compañero Alckmin a un partido adecuado para formar una alianza con el PT (Partido de los Trabajadores), que espero comprenda la necesidad de hacer una alianza”, ha dicho, enfatizando que “si alguien tiene experiencia para vicepresidente ese es Alckmin”.

Por el momento, Alckmin tiene las conversaciones muy avanzadas con el Partido Socialista Brasileño (PSB) para entrar en sus filas, aunque tampoco se descarta su afiliación al Partido Social Democrático (PSD) tras recibir la invitación.

Según Lula, que Alckmin, un liberal que le puede aproximar a los mercados y contener la desconfianza que genera en el empresariado, sea su compañero dependerá de que se afilie a un partido del espectro progresista.

Por el momento, Alckmin tiene las conversaciones muy avanzadas con el Partido Socialista Brasileño (PSB) para entrar en sus filas (REUTERS/Sergio Moraes)
Por el momento, Alckmin tiene las conversaciones muy avanzadas con el Partido Socialista Brasileño (PSB) para entrar en sus filas (REUTERS/Sergio Moraes)

“Cuando alguien escoge una persona para ser vicepresidente establece una relación de confianza. Él hace parte de la gobernanza del país” y “tengo confianza en Alckmin, fui presidente ocho años y mis relaciones con él siempre fueron con respeto e institucionales”, ha contado Lula.

Durante la entrevista, Lula también ha tenido ocasión de dedicar algunas críticas a Bolsonaro, en especial por su gestión de la crisis sanitaria provocada por la pandemia, haciéndole responsable de “más de la mitad” de las personas que han muerto en el país por coronavirus.

A pesar de eso, señala, tanto Bolsonaro como el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, no solo “continúan divulgando remedios que no sirven” y “continúan luchando contra la vacunación”, sino que además afirman que las cifras de niños fallecidos a causa del coronavirus “son insignificantes”.

(Con información de Europa Press y EFE)

Fuente: infobae.com