Grupo persiste en su protesta y exigen la abrogación de decretos en Oruro

Pese a que el Gobierno suspendió la obligación de presentar el carnet de vacunación contra el covid-19 o la prueba PCR para ingresar a espacios e instituciones mientras dure la emergencia sanitaria por la pandemia, un grupo de ciudadanos persisten en su protesta y exigen la abrogación de los decretos supremos 4640 y 4641.

Fuente: https://lapatria.bo



Ayer, un grupo de ciudadanos denominados “autoconvocados” y simpatizantes de “Acción Vida” participaron de “La Gran Movilización” en defensa de la vida rechazando la “imposición” de los decretos supremos 4640 y 4641.

En tal sentido, los simpatizantes llegaron marchando a la Plaza Principal y se constituyeron en una de las esquinas para manifestar su pedido de abrogación de ambos decretos.

“El Gobierno con sus decretos nos están obligando a vacunarnos cosa que no debe ser, pues nos dicen que si nos vacunamos no podemos ejercer nuestro derecho a la educación, al trabajo, al transporte libre, a la alimentación, a poder acceder a espacios públicos, uno se siente impotente, pero queremos hacer escuchar su voz”, manifestó el voluntario activista del movimiento, Dulfredo Mollo.

ANULACIÓN

El activista sostuvo que el movimiento busca la anulación de ambos decretos, ya que el anuncio de la suspensión de la presentación del carnet de vacunación no les otorga ninguna garantía, por lo que anticiparon que continuarán movilizados hasta lograr su objetivo.

“Vamos a venir todos los días hasta que se anulen estos decretos, es un movimiento nacional y entonces vamos a seguir hasta donde nos de las fuerzas, porque después de todo estamos luchando por nuestras vidas, estamos una buena cantidad de gente comprometida, la población se suma vamos a hacer una movilización grande y también vamos a emplear otras estrategias para poder ser escuchados”, mencionó Mollo.

VACUNAS

Asimismo, el grupo ratificó que no son “antivacunas”, sin embargo, afirman que las dosis ofertadas para combatir el virus no están funcionando y las personas vacunadas nuevamente se están enfermando.

En contrapartida, el movimiento no confía en el uso de barbijos, pero apuesta por la medicina tradicional para combatir el covid-19 asegurando que es más efectiva que la vacunación.