Madre busca a su hija desaparecida hace 3 años, cree que fue víctima del psicópata sexual

“Yo quisiera por lo menos encontrarla para darle una cristiana sepultura a mi hija”, señaló con impotencia Betty Saavedra, madre de Virginia Quispe.



Fuente: Unitel

Luego de conocerse los tétricos crímenes cometidos por Richard Rojas, el hombre que abusó y mató a varias mujeres en La Paz, una madre pidió a la Policía investigar la desaparición de su hija, que salió hace tres años de su hogar para trabajar en inmediaciones de la casa del criminal en la zona Ballivián. Desde entonces su hija ha desaparecido, sin haber dejado ningún rastro. 

Betty Saavedra, entre lágrimas, cuenta que su hija Virgina Quispe (26) recibió una propuesta de trabajo en ciudad de El Alto para confeccionar zapatos de cholita, y que un hombre era quien ofertaba el laburo.

Han pasado tres años desde que Virginia no retornó a casa. Según las investigaciones y la ubicación del rastreo que se realizó a su teléfono, Virginia estaba por inmediaciones de la zona Ballivián, donde vivía el psicópata sexual Richard Rojas, por lo que su madre presume que ha sido una de las víctimas. 

 

 

“Estoy igual que las mamás que encontraron a sus hijas, yo quisiera aunque sea encontrarla, para darle una cristiana sepultura a mi hija, yo me siento muy mal al ver a las mamás cómo lloran por sus hijas”, señaló Betty.

La familia de Virginia espera que las autoridades puedan seguir con la investigación correspondiente y dar con el paradero de la joven, pues desde el día que salió de su hogar no tuvo más contacto con sus seres queridos.