Ministro: Se ha generado 1,1 millón de empleos; analista: son empleos de sobrevivencia

El ministro Marcelo Montenegro manifestó que «Estamos muy bien, la economía se ha recuperado» de acuerdo a los indicadores de descenso en el desempleo, inflación y déficit controlados, entre otros.

 

21-12-29-presentacion-balance-perspectivas



Fuente: ANF

El ministro de Economía y Finanzas, Marcelo Montenegro, destacó el descenso en la tasa de desempleo porque 1,1 millón de personas volvieron al mercado laboral, expresión de que la economía ha mejorado; no obstante, el analista Gonzalo Chávez advierte que muchos de esos empleos son en el ámbito informal y de sobrevivencia.

La autoridad es optimista sobre la situación económica del país. “Estamos muy bien, la economía ha recuperado. La tasa de crecimiento del 6% no es despreciable, con descenso del desempleo, inflación y déficit controlados, balanza comercial positiva, exportaciones están creciendo”, dijo en un breve resumen a la red Uno.

Al referirse a la tasa de desempleo destacó que hubo un descenso significativo del 11,6% al 5%. 1,1 millón de personas han encontrado nuevamente una fuente laboral, que pueden ser formales e informales.

“3,1 millones de personas que estaban en el marcado laboral el 2020 ahora estamos con 4,2 millones, 1,1 millón de personas han mejorado su situación económica”, declaró Montenegro, al comentar que este es un reflejo de la “reconstrucción de la economía.

«Al generar 1,1 millón de empleos eso significa que se han vuelto a insertar muchas personas en el mercado laboral y eso es más generación de ingresos», insistió.

“La reconstrucción de la economía ha comenzado el 2021 y se va a consolidar este 2022”, sentenció la autoridad, a pesar de la pandemia que ha golpeado en todas las olas, pero que con el plan de vacunación se está contribuyendo a evitar un impacto mayor en la economía.

El analista en temas económicos, Gonzalo Chávez, ponderó que existan indicadores macroeconómicos positivos, sin embargo, recomendó hablar de todos los indicadores, de los indicadores que están bien en el corto plazo, los indicadores que están más o menos y los que están mal, para tener una mirada y un diagnóstico más exacto de la realidad.

En esa línea, sostuvo “en algunos indicadores de corto plazo hubo una recuperación interesante, 6% (en el crecimiento de la economía) que dice el Gobierno, ese es un efecto rebote porque venimos del 9% (…). Está bien, pero falta muchísimo para volver a ingresos de los años 2018, 2019…”.

En relación a la tasa de desempleo sin duda ha bajado, “pero cuando vemos con el microscopio vamos a ver que el desempleo es en gran parte en el sector informal, comercial, son empleos de muy mala calidad. En la economía boliviana el 80% del empleo es en la economía informal”, dijo.

Recomendó mirar con cuidado los datos, porque “Esa tasa de desempleo, no son empleos de calidad son empleos de sobrevivencia, que han resultado que la economía ha crecido más rápidamente y el Gobierno lo ha incentivado”, precisó.

De la misma manera, dijo que si bien la inflación es baja, pero refleja recesión; que las mayores exportaciones resultan de que ha mejorado el precio de los minerales, de la soya, pero no aumentó la producción que ha crecido solo el 10%, el precio por encima del 20% por que se está vendiendo más caro, detalló.

Otro dato que no debe dejar de preocupar son las reservas internacionales que en la gestión del 2014 estaban en aproximadamente 15.000 millones de dólares, en el gobierno de Evo Morales se gastó 8.500 millones, ahora está en 5.000 millones de dólares. “Han bajado significativamente”.

Chávez manifestó que “hay indicadores macroeconómicos que han mejorado, pero hay otros problemas de hace mucho tiempo. El diagnóstico equivocado de hacernos creer que el 2019 todo estaba bien”.

Para el analista económico, el país vive desde hace mucho tiempo “frente a un agotamiento estructural del modelo primario rentista que destruye el medioambiente”, el que no se puede interpretar como un “resfrío que se va a pasar”.

Acotó que se trata de “Reinventar el modelo, no reconstruir”, porque “No se puede reconstruir lo mismo. Es el momento de reemplazar el modelo rentista”, afirmo.