Oruro confirma su carnaval, el resto indica que está en análisis

La posición emanada en Oruro difiere de lo que señala el Ministerio de Salud. Ayer, el ministro Jeyson Auza informó que Bolivia aún no ingresó a una desescalada de contagios y consideró que es un “error” que se autoricen las actividades por el Carnaval.

 

  • El carnaval de Oruro en 2020. | Los Tiempos

 



Fuente: Los Tiempos

 

El carnaval en Bolivia suma más posiciones a favor de su realización pese a que la cuarta ola de la Covid-19 aún mantiene la emergencia sanitaria en varios departamentos y a nivel nacional aún no se apunta a una desescalada.

Tras una reunión realizada el pasado miércoles entre el Ministerio de Culturas, el Viceministerio de Turismo, la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (Acfo), el Comité de Etnografía y Folklore y el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro se definió que el Carnaval de Oruro se celebrará el 26 y 27 de febrero bajo estrictas medidas de bioseguridad.

La posición emanada en Oruro difiere de lo que señala el Ministerio de Salud. Ayer, el ministro Jeyson Auza informó que Bolivia aún no ingresó a una desescalada de contagios y consideró que es un “error” que se autoricen las actividades por el Carnaval.

“No estamos en una desescalada, hay que ser muy claros en eso. Tenemos una semana epidemiológica en la que hubo una disminución del 21 por ciento de casos, eso no significa desescalada. Cuando esto se mantenga por más de tres semanas, nosotros estaremos hablando de una desescalada, antes no”, añadió.

Auza dijo que pese a que, por ejemplo, en Santa Cruz, ya se cumplen dos semanas con un descenso de contagios no se puede pensar en las precarnavaleras.

En ese sentido, en el caso de Santa Cruz y Cochabamba aún continúa en evaluación.

En el departamento oriental, los miembros de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras (Accc) elaboraron una propuesta en la que consideraron que las precarnavaleras pueden servir para inmunizar y también para tomar pruebas antígeno nasal.

Sin embargo, desde la Alcaldía cruceña se mencionó que no se pensaba en la realización del carnaval porque aún se tenía una escalada de casos.

Si bien en su momento no fue descartado ni aceptado, ahora se encuentra en periodo de evaluación.

Asimismo, la Alcaldía de Cochabamba señaló que esperarán 15 días para tomar una decisión sobre las actividades, dependiendo únicamente de la evolución de la pandemia.

El alcalde Manfred Reyes Villa dijo que “el carnaval aquí no se trata de la fiesta ni del jolgorio que puede haber; se trata de la reactivación económica. A nosotros nos interesa que haya carnaval, pero para que haya carnaval tienen que estar dadas las condiciones de esta epidemia: si bajamos completamente la intensidad del contagio exponencial, nos permite pensar en el carnaval”.

Además pidió que la población se vacune para así contener el avance de los contagios.

En este mismo sentido, los músicos en Cochabamba pidieron que se realicen las actividades carnavaleras para contar con un ingreso. Los músicos de las bandas ya se alistan para trasladarse a Oruro y ser parte de las entradas folklóricas.

Por otra parte, en el caso de Tarija, la Alcaldía adelantó que la realización del carnaval depende de la curva de contagios y las recomendaciones del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

El director de Cultura y Turismo del municipio de Tarija, Rolando Vacaflor, manifestó que han sostenido reuniones de coordinación con el sector, y está pendiente todavía el tratamiento, de si hay o no actividades del carnaval en la capital chapaca.

“Sabemos que esto genera empleo en el sector gastronómico, los organizadores de eventos, artistas, hoteleros. Es para nosotros muy importante este sector, pero estamos con las problemáticas de la Covid-19, no nos olvidemos de que primero está la salud y luego viene el resto”, enfatizó Vacaflor, citado por el diario El País.

El carnaval chapaco contempla las fiestas de Comadres y Compadres en las semanas previas.

De momento, en Oruro está confirmado el desarrollo del Carnaval y se espera que en 15 días se confirmen o descarten las actividades carnavaleras en el resto de Bolivia.