Policía y Copa denuncian a la Fiscalía por impedir la demolición de la casa del feminicida serial

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, señaló que mientras duren las investigaciones no se puede ejecutar la demolición.

j
La vivienda del feminicida serial en la ciudad de El Alto. Foto: ANF

 

Fuente: ANF



 Pese a que ya había autorización para demoler una parte de la vivienda del feminicida y violador serial, Richard Choque Flores, en la zona Ballivián de la ciudad de El Alto, la acción fue suspendida este viernes porque la Fiscalía abandonó el inmueble, denunció el jefe de la División de Trata y Tráfico de la Policía de La Paz, teniente Boris Gutiérrez.

El jefe policial criticó la labor del Ministerio Público y los acusó de obstruir el trabajo de la División de trata y tráfico de personas que planeaba derruir parte del inmueble para confirmar o descartar la existencia de otros cuerpos, tal como sucedió con otros dos cadáveres que fueron hallados hace varios días.

“Tenemos la autorización para la demolición, pero la doctora Jordán, representante del Ministerio Público, ha abandonado el lugar y necesitamos la dirección funcional de la Fiscalía para proceder. Vamos hacer el acta de suspensión (…) No es voluntad de la Policía suspender este acto porque es un caso delicado y necesitamos resolver y verificar si hay más víctimas, pero lamentablemente la fiscal Jordán ha obstruido la labor de la División de trata y trafico”, cuestionó.

Gutiérrez relató que esta jornada se realizó un registro y toma de pruebas periciales en la habitación del feminicida serial, incluso señaló que para llevar adelante la demolición se coordinó con las empresas de electricidad, agua y gas para evitar contingencias.

“Se ha realizado registro y pruebas periciales en la habitación del señor Richard Choque Flores, el feminicida desalmado. Hemos coordinado con YPFB, las empresas de agua y electricidad para la demolición”, señaló.

 Eva Copa

La alcaldesa de la ciudad de El Alto, Eva Copa llegó hasta la vivienda del feminicida serial para denunciar a la Fiscalía por abandonar el lugar y no permitir la demolición.

El municipio alteño destinó volquetas y una retroexcavadora para la demolición total de la casa.

“¿Cómo es posible que una fiscal se vaya dejándonos parados aquí, sabiendo que tenemos la maquinaria para la demolición?, nosotros estamos diciendo: (dirigiéndose a Roberto Ríos) viceministro, como municipio vamos a denunciar la negligencia de la fiscal, el fiscal departamental (Williams) Alave ha dado la orden de que se retiren cuando nosotros estábamos aquí, los vecinos están haciendo vigilia por cuatro días esperando resultados”, criticó.

Por cuarto día consecutivo, los vecinos instalaron una vigilia en exteriores del inmueble y exigieron  la demolición total de la infraestructura. Sin embargo, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, señaló que mientras duren las investigaciones no se puede ejecutar.

“Hay que hablar de manera clara, el Ministerio Público, ha indicado que no puede participar en este acto, por lo cual, han abandonado el acto que íbamos a realizar, en ese sentido, no se puede realizar la demolición todavía, hermanos, porque todavía se tiene que seguir colectando pruebas, tenemos que entender”, agregó.

Esa respuesta causó la molestia de los habitantes del lugar que pedían a gritos justicia por Lucy e Iris, las dos víctimas que fueron encontradas sepultadas en la vivienda del feminicida serial.

Los vecinos piden que el inmueble sea convertido  en un retén policial para dar seguridad a la zona.