Potosí: Caen pedazos del revoque de cúpula de San Francisco

No hubo daños personales, pero por la humedad, los restos de revoque se desprendieron.

Ayer, en la misa de las 9:30, en pleno desarrollo de la ceremonia, una parte del revoque interior de la cúpula que se encuentra justo encima del atrio del templo de San Francisco cayó, a poca distancia del padre Octavio Huanca, quien en ese momento conducía la celebración eucarística.

Enlace de la transmisiñon. buscar el minuto  34:48 es cuando caen los pedazos

El hecho sorprendió a los asistentes y también quedó registrado en la transmisión de la misa. Al respecto, el sacerdote, en contacto con El Potosí, contó cómo ocurrió.

“Hoy en la mañana, yo estaba en la misa y cayó, justo casi frente al altar, cayó un pedazo de algo que se está deteriorando internamente en la cúpula”, dijo. “Me hizo asustar, porque pasó frente a mis ojos esos pedacitos que cayeron y estalló frente al altar y nos ha regado completamente el altar”, agregó. Si bien no ha causado daños a los asistentes a la celebración religiosa, sí se notó la caída de los pedazos que revisten la parte interior de la cúpula. Huanca afirmó que en época de lluvias, este tipo de incidentes son usuales, debido a la humedad, que causa el desprendimiento de este material.



“Todas las cúpulas en el templo de  San Francisco no son materia concreta, sino son revoques y pintados que tienen la forma de ladrillos”, afirmó. Esta pintura, se presume producto de la humedad por als constantes lluvias, se desprende y cae de una altitud considerable.

Recordó que en 2021, la Unidad de Patrimonio realizó la refacción de la parte externa del techo del templo, pero no así de la parte interna. El sacerdote dijo que si bien la parte externa no tiene fisuras y daños, la humedad, de algún modo logra penetrar las cúpulas.

Pese a que el incidente no causó daños personales Huanca dijo que es una alerta para que en coordinación con las autoridades patrimoniales se realice una revisión de estos puntos débiles, quizás cuando pasen las lluvias para pensar en la reparación de la parte interna. “Hay en algunas partes, sin ninguna explicación, por ejemplo, hay humedad que se ve hacia adentro, sin embargo, viendo la parte de arriba, por la parte externa, no se evidencia ninguna fisura”, explicó. El templo tampoco escapa a las goteras, principalmente cuando hay intensas lluvias o tormentas de granizo, como las ocurridas en horas pasadas.