Rally Dakar 2022: De esto se quejan Sainz y Audi

El acierto permanente de Al-Attiyah sea donde sea, el ‘roadbook’ mal ajustado… MARCA, testigo del malestar entre los pilotos, y sobre todo en Audi, con el Dakar.

En la imagen se aprecia a la izquierda la trazada limpia y sin...

No se hablaba de otra cosa en el campamento de Al Qaisumah veinticuatro horas después de la primera emboscada del Dakar 2022. El gran damnificado fue Carlos Sainz, pero hubo muchos afectados. Varios pilotos con los que MARCA intercambió impresiones coincidían en la misma idea: «Ha sido una buena ‘liada’. La navegación en Arabia es diferente, tenemos que hacer más caso a los rumbos que a los caminos, porque aquí siempre te encuentras muchos. En ese punto el rumbo estaba mal y el camino no se veía. Yo pasé varias veces por el bueno y no lo identifiqué.



Al final se convirtió en una lotería». Palabras que podrían haber sido del propio Sainz -incluida la definición de ‘lotería’ con la que el madrileño definió la navegación del pasado Dakar- pero eran de Joan Barreda… el primero en pasar por el kilómetro 257 [la casilla aparece en la imagen del roadbook de la información], cuando la pista estaba aún ‘virgen’.

Casi 24 horas después del inicio de la polémica, y ya con los nervios más templados, el jefe de Q Motorsport, Sven Quandt, daba la visión de Audi sobre lo sucedido: «Nosotros consideramos que el roadbook no está correcto. Si te marca un rumbo a 10 grados y tienes que ir a 280 la variación es demasiado grande. Puedo aceptar una variación de 20 o hasta 30 grados, pero nos hemos ido a un número muy diferente. Hubo muchos coches, motos, side by side y camiones que se equivocaron, si le hubiese pasado solo a uno se puede aceptar, pero no a tantos. El organizador dice que todo está correcto. Es una pena porque la carrera no debería ser así». En las imágenes obtenidas por MARCA se ve la limpia trazada de Al-Attiyah y las idas y vueltas del resto, junto al punto en el que el ‘roadbook’ salta de 10 grados de media a 320 de rumbo medio, un salto exagerado y en el que todos se perdiero.

El alemán refuerza el argumento expresado el día anterior por el propio Sainz, pero confirmó, a requerimiento de MARCA, que aún no habían decidido si presentarán una protesta formal: «Sólo ha habido conversaciones. Tenemos 24 horas desde que los resultados se publiquen [algo que sucedió justo después de esta charla, a las 15:30 horas de España, casi 24 horas después de la conclusión de la etapa, lo que es inusualmente tarde]. Así que hay tiempo suficiente. No hemos decidido aún qué hacer».

Audi Communications MotorsportMARCA

En cualquier caso, una protesta de Audi tendría un primer escollo legal: no se puede reclamar contra el ‘roadbook por reglamento’. «Pero si se comete un error tan grande como este…, es una posición complicada la que tenemos nosotros. El libro de ruta debe ser preciso, porque no nos pueden decir que teníamos que seguir la pista si el rumbo es otro diferente, y si seguimos el rumbo nos dirían que teníamos que haber seguido la pista… Y normalmente el rumbo tiene prevalencia», añade un Sven Quandt que también apeló al nuevo estatus del Dakar como prueba estrella del campeonato del mundo para hacer valer sus argumentos: «En Ha’il [la última prueba de la Copa del Mundo de Rallies previa al Dakar] hubo una situación similar y allí anularon tiempos en un waypoint. El libro de ruta tiene que ser preciso y sin errores si quieres tener un nivel de campeonato del mundo. Si un error como este decide un campeonato del mundo, entonces será una lástima. Todos piden preparaciones perfectas de los coches y nos piden seguir las reglas, pero los organizadores también tienen que seguirlas».

 

RED BULLMARCA

Sobre Al-Attiyah y su precisión en la navegación en el punto en el que muchos se perdieron, Quandt fue sarcástico: «Lo que es evidente es que hubo dos coches [por Al-Attiyah y Loeb, que iba a su estela] que no dudaron en seguir el camino correcto, y también algunos pilotos de motos. Pero muy pocos. Podéis superponer todas las trazas de los pilotos en esa zona y lo veréis -en la imagen se puede apreciar-. Quizá es que son súper inteligentes: entonces se lo merecen». El día antes aseguró que había «recibido más información y por eso acertó, es gracioso que solo un coche haya sido capaz de encontrar la carretera correcta», pero luego se retractó con MARCA. En todo caso, el runrún sobre si el catarí tiene más información lleva años sobrevolando… pero nunca ha sido demostrada tampoco.

Sainz, que se descolgó con una gran etapa terminando tercero tras 338 kilómetros partiendo desde muy atrás (y por tanto, teniendo que adelantar a muchos coches más lentos), aseguró haber pasado página y no haberle dado muchas vueltas al asunto: «Me fío de Lucas, que es el que lleva la navegación y me lo explicó. Coincide con el copi de Nani Roma y de todos, no estaba bien el roadbook y como no fue uno solo…» Argumentos hay para todos los gustos: la organización reclama el protagonismo de la navegación que, para ello, tiene que ser complicada -no como ayer donde no hubo ningún problema… y tampoco grandes diferencias- y para ello lo más efectivo es dar menos información en el libro de ruta… Pero el propio Castera -director del Dakar- también había prometido que este año eso no sucedería… y puso una trampa el primer día.