Repsol Perú admite que no advirtió de inmediato magnitud del derrame

Tuvimos «un error de percepción», reconoció públicamente el presidente de la empresa española en el país, Jaime Fernández-Cuesta.    

Peru Ölverschmutzung Tonga

El presidente de la empresa española Repsol en Perú, Jaime Fernández-Cuesta, admitió el domingo (23.01.2022) que la compañía tuvo un «error de percepción» sobre la magnitud del derrame de petróleo en el mar peruano el pasado día 15, y que recién conoció el impacto del «desastre ambiental» al día siguiente del suceso.



El representante de Repsol en Perú ofreció una entrevista al programa televisivo Punto Final en el que reconoció que «hasta el día siguiente no fuimos conscientes de la magnitud» del derrame de crudo, que fue extendiéndose con la corriente marina.

«Seguro hemos cometido errores, el tema de la cantidad reportada en un informe preliminar, el no haber sido capaces de ver que habían manchas de petróleo en el mar hasta el día siguiente», indicó Fernández-Cuesta en alusión al reporte inicial de siete galones de petróleo vertido, que con el paso de las horas se convirtieron en 6.000 barriles.

Según el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), la extensión del área afectada en la playa y litoral es de 180 hectáreas, y en el mar de 713 hectáreas, de acuerdo a la última medición realizada este domingo.

El titular de Repsol agregó que «no fuimos conscientes de la magnitud, hasta que empezó a llegar el petróleo a las playas» de Lima y la vecina provincia del Callao, pero aseguró quela labor de limpieza de las mismas estará terminada a finales de febrero próximo.

Fernández-Cuesta explicó que han demostrado «que algo raro estaba sucediendo en el mar del Callao, pues nunca una fuerza súbita, extraordinaria, ha sido capaz de arrancar de cuajo dos tuberías» de la refinería de La Pampilla, cuando era abastecida de crudo por un barco.

La empresa sostiene que un oleaje anómalo provocó que las tuberías de suministro del petróleo se desconectaran y generaron el derrame, precisamente el día que una erupción volcánica estalló en la remota isla de Tonga y motivó alertas de tsunami en Ecuador y Chile.

gs (efe, RPP)

Fuente: dw.com