Santa Cruz, cerca de mil bajas reducen atención en hospitales en pleno pico de la cuarta ola

Fuente: El Deber
Deisy Ortiz Duran
 

La cuarta ola ha provocado la peor crisis entre el personal sanitario del departamento cruceño, que registra cerca de 1.000 contagios entre funcionarios y profesionales de salud. Las bajas afectaron la atención en al menos diez centros de salud, provocaron la suspensión de servicios en dos hospitales de segundo nivel y, además, obligaron al hospital Japonés a reducir a la mitad la consulta externa y a suspender las cirugías programadas.

Según datos de la Alcaldía, solo en los establecimientos municipales se registran 576 bajas por contagios de Covid-19, de los cuales 251 son funcionarios de los hospitales de segundo nivel, 300 de los centros de primer nivel y 25 trabajan en los puntos de vacunación. A estos se suman otros 400 profesionales y funcionarios del tercer nivel, de los cuales 103 son del hospital Mario Ortiz y unos 100 del Japonés.

El presidente del Colegio Médico Departamental, Wilfredo Anzoátegui, indicó que el impacto de la cuarta ola ha generado un contagio masivo entre el personal de salud, lo que motivó al ente colegiado a solicitar una reunión con las autoridades sanitarias para la habilitación de centros de aislamiento y aplicar un plan que evite el cierre de más servicios.

El director del hospital Japonés, Freddy Gutiérrez, manifestó que son cerca de un centenar de trabajadores del hospital que se han contagiado en en esta oleada y ha obligado a tomar medidas urgentes para no afectar tanto la atención a la población que requiere asistencia por el coronavirus. “Estamos funcionando con los médicos más jóvenes”, subrayó.

La situación en este hospital ha obligado a suspender las cirugías programadas y reducir la cantidad de atención en el servicio de consulta externa. “Hoy (ayer) definimos que no existen más cirugías programadas, solamente se harán las de emergencia”, explicó.

Con esa determinación, solo se harán alrededor de diez cirugías de forma diaria, esto para evitar que los pacientes programados corran el riesgo de contagiarse de Covid-19.

Explicó que todos los servicios fuera de la emergencia, han sido reorganizados para atender a los pacientes urgentes. “Estamos con todo lleno”, indicó.

Hace cuatro días que en el Japonés se dispuso priorizar los casos más urgentes en la consulta externa, es decir, se redujo al 50 por ciento las fichas, por lo que de las 400 que se entregan normalmente ahora solo se reparten entre 150 y 200. Esto se puede reducir más todavía, si es que continúa el contagio en el personal de salud.

La situación también es crítica en el hospital Mario Ortiz, donde 103 sanitarios están contagiados. Además, se registra un alto índice de niños infectados e internados en diferentes centros hospitalarios, lo que provoca una saturación de pacientes pediátricos.

La secretaria de Prensa de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas (Fesirmes), Rocío Rivero, también expresó su preocupación por los contagios masivos entre el personal sanitario, indicando que hay 250 profesionales de salud con baja médica.

Además del Pedro Díez, que se encuentra cerrado desde la semana pasada, otros centros de los barrios, como el D-10, suspendieron algunos servicios porque su personal resultó afectado por el Covid-19. En algunos establecimientos, las bajas obligaron a una reorganización del personal, como ocurre en los centros de 12 horas de la red sur, donde redujeron la atención a solo un turno, indicó Rivero.

Por su parte, el dirigente de los trabajadores de salud, Roberth Hurtado, indicó que en su sector se reportan unos 700 afectados solo de la ciudad capital, cifra que puede aumentar cuando reciban los informes de las provincias.

“Nos preocupa la situación, no hay personal porque se están enfermando. Esto está obligando a cerrar los servicios”, señaló Hurtado. El representante del sector pidió a las autoridades reforzar el personal para suplir las bajas.

Hurtado también pidió a los directivos de la Caja Nacional de Salud (CNS) agilizar la atención y la entrega de las bajas al personal de salud, toda vez que los asegurados están hasta tres días haciendo filas para acceder a las pruebas y obtener la baja, lo que también afecta a la atención en los centros hospitalarios. Pide a la CNS desplazar brigadas a los establecimientos de salud para acelerar estos procedimientos.

Similar exigencia hace el Colegio Médico, que solicitó a la CNS la habilitación de un espacio en el edificio del ente colegiado para la toma de pruebas y la entrega de bajas. Asimismo, solicitó a la Alcaldía un centro de aislamiento para el personal de salud.

Contratos

Sobre este tema, el secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Fernando Pacheco, pidió al Ministerio de Salud que autorice recursos económicos necesarios para viabilizar la contratación de reemplazos, enmarcados en la emergencia sanitaria.

Estima que cerca del 50% del personal sanitario y administrativo de los hospitales (de tercer nivel) ha contraído el Covid-19. “Están en primera línea, corren el riesgo de infectarse y también de infectar a sus familias”, señala el secretario departamental.

Con relación a los contratos municipales que vencieron el 31 de diciembre, la secretaria de Prensa del Fesirmes aseguró que llegaron a un acuerdo con la Alcaldía para la recontratación de todo el personal que trabaja bajo esta modalidad en los centros de primer y segundo nivel.

Evalúan encapsulamiento

Por otro lado, el secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, indicó que, si el comportamiento de algunos sectores de la población persiste en no cumplir con las medidas de bioseguridad, existe una alta posibilidad que en los próximos días se disponga el encapsulamiento por un periodo mínimo de una semana. Esta medida será coordinada con los sectores gremiales, transportistas, empresarios y otros.