Sube la presión para revisar los decretos de vacuna y hay amenaza de convulsión

La falta de consenso e información son las principales críticas al ministro de Salud. Los alteños reivindican la Ley 1359

El ministro de Salud enfrenta una ola de críticas
El ministro de Salud enfrenta una ola de críticas

La presión contra los decretos 4640 y 4641 que plantean el carnet de vacuna y la prueba PCR subió este viernes cuando al pedido de seis organizaciones campesinas se sumaron los cívicos de El Alto y los grupos evangélicos que rechazaron estas normas y amenazaron con movilizaciones.

“Por el decreto 4640 y 4641 dónde estamos pidiendo la modificación, no estamos pidiendo la abrogación para no tener problemas, hemos mandado al Presidente (Luis Arce), Vicepresidente (David Choquehuanca) y ministro de Salud (Jeyson Auza), ellos deben tomar en cuenta (nuestro pedido) para evitar problemas posteriores que puedan haber en nuestro país, porque este decreto no ha sido consensuado”, declaró el representante del denominado, Comité Cívico pro Ciudad de El Alto, en un video difundido por redes sociales.

No fue el único, el Consejo Nacional Cristiano de las Iglesias Evangélicas de Bolivia, representados por el pastor, Luis Aruquipa determinó no acatar los decretos porque en su visión afecta la libertad de las personas.



“Las iglesias evangélicas han determinado no acatar ninguna ley ni decreto que amenaza con quitarnos la libertad, porque a partir del 1 de enero se prohíbe el ingreso a lugares públicos y privados si no se porta el carnet de vacunación, es inaudito”, dijo el pastor evangélico.

La posición de estos dos grupos se suma a la de las seis organizaciones campesinas que forman parte del pacto de unidad, afines al Gobierno, quienes pidieron la abrogación de los dos decretos y además la destitución del ministro Jeyson Auza.

Desde las 00:00 de este sábado entró en vigencia los dos decretos y las instituciones públicas ya enviaron comunicados informando a la población que desde el lunes se exigirá el carnet de vacunas para prestar servicios.

Los campesinos se declararon en “estado de emergencia”, sin poner plazos dijeron que el Gobierno debe escuchar este pedido si no quiere que las organizaciones que le son afines empiecen a protestar en las calles.

El dirigente del Comité Cívico de El Alto dijo que ellos reivindican la vigencia de la Ley de Emergencia Sanitaria (Ley 1359) que en sus artículos 15 y 23 garantiza el consentimiento para ser vacunado.

“La inmunización tendrá carácter voluntario y se aplicará previo consentimiento informado. El Ministerio de Salud y Deportes adoptará medidas alternativas para aquellas personas que decidan no inmunizarse” señala el artículo 15 de esta ley.

Mientras que el artículo 23 reivindica el uso de la medicina tradicional como medida de prevención y contención de la pandemia cuando se declare una emergencia sanitaria. El jueves, el Ejecutivo declaró una emergencia sanitaria en el país luego del desmesurado incremento de casos Covid-19.

Fuente: El Deber