Un tal Evo…

Carlos Federico Valverde Bravo

No se amaneció un día con una conciencia pringada de “moralina” y, se dio cuenta que la corrupción es el peor azote del país; él en su gobierno la había ejercido a capricho y voluntad, usando los bienes del Estado para repartirlos entre sus adeptos del Fondo Indígena con cantidades que pasaban los cientos de millones de bolivianos que, hasta ahora se termina de saber con exactitud el monto. Pero si eso no es todo, los favorecimientos a su novia a la que hasta le reconoció un hijo que nunca nació alcanzan las decenas de millones de dólares y ella fue “presa y liberada y para nada afectada” en su fortuna personal porque no le quitaron un centavo partido por la mitad… y pudiéramos hablar de la planta Urea, con sobreprecios que pasan los 200 MMU$, o el Ingenio azucarero en San Buena Ventura, o la planta separadora de líquidos en Rio Grande con sobreprecio de 40 MMU$, o la llamada Carlos Villegas, al Sur, en Tarija; en fin, hay más pero el tema es otro. Eso sin contar el manejo caprichoso y a voluntad de la administración de Justicia, ordinaria y electoral que hasta lo habilitó a una elección en la que, al peor estilo del Siglo XX, cometió fraude, contando con un Tribunal Electoral militante y la ayuda de un grupo mexicano que se paseó por el sistema electoral del país, como Juan Evo por el Chapare Cocalero, es decir, “a placer”, de manera que… paso a otro tema.



“Ese tal Evo”, entendiendo el peso y valor en economía y resistencia política de Santa Cruz Departamento y, sobre todo consciente de que el “Modelo” cruceño es una realidad, cree que el endilgar la corrupción municipal cometida por el Percy Fernández y la “Arqui” Sosa a la cabeza, contando con muchísimos operadores de esa corrupción, como una expresión del modelo cruceño le va a permitir debilitar al Departamento, consciente de que mal que le pese a algunos, Santa Cruz es, hoy por hoy, el único que le planta cara al poder político en el país y demuestra resistencia política activa.

Santa Cruz expresa la resistencia hoy, la ciudad de Potosí también; Morales cree que el poder es de él y, trata de que el país vea en Arce Catacora un muñeco de ventrílocuo que dice y hace lo que él, Morales, le dice; por eso ha sugerido públicamente cambio de ministros, “cuidándose de advertir” que hay que proteger al presidente, su dizque “hermano, Lucho”.

Desde la Radio Kawsachun Coca, donde es inquilino, porque no tiene mayor llegada a ciudades capitales, Morales trata de debilitar la imagen cruceña y tras de ello la acción política opositora cruceña porque sabe que ese es el único camino a recorrer si acaso quiere seguir teniendo vigencia en política.

Nadie puede negar la corrupción en la Alcaldía cruceña; desde la posibilidad que se me da en este medio y donde trabajo la vengo denunciando hace años y sosteniendo, además, que sin la complicidad del masismo, esto no hubiera seguido adelante, esto no se hubiera podido matener durante tanto tiempo, así el huido Judas político y, ex aliado de Percy Fernández haya sido capaz de decir que nunca tuvieron un acuerdo (PEVO, se vanaglorió de repetir en más de una oportunidad).

Y no soy el único que ha denunciado la corrupción del Percismo y de la “Arqui”; muchos ex concejales, ex colaboradores lo han hecho pero el sistema perverso era inexpugnable, hasta que soltó por lo más delgado, estallando por un pleito doméstico, pero esa es historia conocida; lo importante es que, ya Santa Cruz tenía decidido el castigo al Percismo/Sosa: no le dio siquiera un Concejal. Alguien va a dudar que se le puso freno a la corrupción del Percismo y sus aliados, entiéndase todos los que se beneficiaron del dinero que Santa Cruz ciudad generó?.

Escuchar al “Dandi sin oficio” (Richter) decir que el modelo cruceño está agotado, justo el año en el que las exportaciones no tradicionales (agro) superaron a los hidrocarburos, es la bofetada simbólica a semejante estupidez, pero a ellos no les importa, so “tiradores de frases”, algunas “prenden” y otros no.

Morales y sus adláteres podrán intentar debilitarnos por ahí, es más, desde su refugio chapareño, porque no se anima a decirlo acá, dice que los “ítems fantasmas son el Modelo cruceño” y que… no gracias, no es eso lo que él quiere para Bolivia, (pensando en re postularse si logra debilitar a Santa Cruz?) cuando erróneamente, Luis Fernando Camacho sugiere replicar el modelo en el resto del país, como si este se pudiera “copiar y pegar” en otro lugar, con otra historia, otras connotaciones.

El proceso del Modelo de Desarrollo cruceño viene desde 1825 y hace explosión en 1957; en todo ese tiempo tuvimos no sólo el abandono del departamento (que estaba en los “confines”, según los que administraban el Estado) que sufría por la Postergación de demandas, que veía Fragmentación y pérdida de territorios, no sólo frente a los extranjeros sino en el país mismo y, por supuesto, con Atraso material e infraestructural (de ahí la lucha por las Regalías, por Agua, pavimento y Luz, el año 1957); esto lo marcan muy bien en varios trabajos, Sergio Antelo, Paula Peña, Ana Carola Traverso (que está a punto de publicar un libro de sus investigaciones), Carlos Valverde Barbery, por citar a algunos, sin excluir a otros que tanto hacen e hicieron por esta tierra.

Al Gobernador cruceño, para entrar en ese debate le falta entenderlo mejor; debe tener la capacidad de desarrollar una idea que exprese verdaderamente el Modelo Cruceño que no es eslogan, que es realidad, que hizo realidad desde el 57, cuando por las luchas cívicas comenzamos a “ser lo que se había pensado” y, tras de recibir el primer dinero de regalías (1964), comenzamos el despegue… caro, antes, ya teníamos “tanques de pensamiento”, ya teníamos el Comité de Obras Públicas con una estructura de panificación y todo aquello que nos puso donde estamos hoy, siendo la base del desarrollo nacional, los que abastecemos de más del 70% de lo que consume el país, siendo la segunda ciudad de población de todos los departamentos del país; en pocas palabras, eso que Morales y los que no nos quieren (van a disculpar que no lloremos por eso; nos causa risa, porque es inevitable).

En suma: Morales cree que si debilita a Santa Cruz (que siga a gritos en RKC, la radio de su inquilinato) él vuelve, por eso es que está con un pie adentro y otro afuera del gobierno, hostigando a Luis Alberto Arce que no sabe qué va a hacer; ahí está, esa pelea es fácil, si Arce le da gusto, se acaba como imagen propia, claro, el tema es que hace con los del Castillo, los Lima Magne y unos cuantos ministros más que son de terror.

Morales buscó un pleito con el que no va a poder, nada raro que en poco tiempo nos adule y mire más a Arce. Quieto no se va a quedar

Fuente: eju.tv