Uruguay: los alumnos y docentes que sean contacto estrecho asintomáticos de un caso de Covid seguirán yendo a clases

Las autoridades de Educación definieron que, a no ser que se dé un brote, ya no se suspenderá la presencialidad

Alumnos y docentes que tengan contacto positivo con alguien en el aula no deberán hisoparse ni hacer cuarentena si son asintomáticos
Alumnos y docentes que tengan contacto positivo con alguien en el aula no deberán hisoparse ni hacer cuarentena si son asintomáticos

El año escolar en Uruguay, programado para comienzos de marzo, llegará con un nuevo protocolo sanitario indicado por el Ministerio de Salud Pública. El miércoles pasado, las autoridades de Salud y de Educación acordaron realizar cambios en el testeo y las cuarentenas en los salones de clase.

Uno de los cambios más significativos es que cuando se detecte un caso de covid-19 positivo en el grupo, los estudiantes y/o docentes sean asintomáticos, no requerirán aislamiento social, ni realizarse ningún test. Las excepciones son solo para situaciones en las que haya un brote, informó el diario El País.



La normativa anterior exigía, ante el caso de un solo infectado en el aula, que se iniciara un protocolo de cuarentena obligatorio y testeo masivo a todos los alumnos y docente. Ahora, eso sucedería si se detectan por lo menos dos casos positivos en el mismo grupo y entre los cuales haya un vínculo de contagio claro.

Si no existe brote, solamente deberán aislarse las personas sintomáticas, de la misma forma que lo hace quien dio positivo. La nueva normativa rige para docentes y alumnos, sin importar su edad ni su estado vacunal.

La nueva normativa del Ministerio de Salud Pública con respecto a las clases rige para docentes y alumnos, sin importar su edad ni su estado vacunal EFE/ Raúl Martínez/Archivo
La nueva normativa del Ministerio de Salud Pública con respecto a las clases rige para docentes y alumnos, sin importar su edad ni su estado vacunal EFE/ Raúl Martínez/Archivo

La coordinadora de Servicios Médicos de ANEP, Fabiana Carvajal, explicó cómo funciona el nuevo procedimiento con un ejemplo: “supongamos que en una clase hay un niño que da positivo. Hasta ese momento, los compañeritos y docentes asintomáticos pueden seguir yendo a clases presenciales. Si al día siguiente aparece otro caso positivo en ese mismo grupo, y todo hace pensar que su único contacto cercano era el niño que había dado positivo el día anterior, ahí se configura un brote y se aísla a toda la clase. Se indica el test de antígenos de inmediato para todos, y aquellos que son negativos tienen que volverse a hisopar al quinto día”.

Tras las nuevas reglas, además, tampoco es necesario que se aíslen todos los grupos para los que da clase un docente, en caso de dar positivo o estar en contacto estrecho con una persona contagiada. “Tampoco será necesario que se aíslen a todos los grupos cuando el hermanito de un estudiante da positivo”, dijo el Presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, Robert Silva.

El jerarca comentó que “se ha logrado un adelanto: el hecho de no tener que cuarentenar a todo el grupo es una contribución para que haya más presencialidad”.

Robert Silva, el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública comentó que “se ha logrado un adelanto: el hecho de no tener que cuarentenar a todo el grupo es una contribución para que haya más presencialidad” EFE/Federico Anfitti/Archivo
Robert Silva, el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública comentó que “se ha logrado un adelanto: el hecho de no tener que cuarentenar a todo el grupo es una contribución para que haya más presencialidad” EFE/Federico Anfitti/Archivo

Vacunación para escolares

El miércoles pasado ya se habían administrado más de 83.000 dosis pediátricas de Pfizer en niños de entre 5 y 11 años. Para los días jueves 27 de enero y viernes 28 del mismo mes ya hay agendados otros 25.000.

El objetivo del gobierno con respecto a esta franja etaria se centró en que llegaran al comienzo de clases ya inmunizados contra el covid-19, siendo el único grupo que hasta mediados de enero de 2022 no estaba habilitado para hacerlo. Por eso, los niños llegarán a clase con dos dosis dadas, a no ser que se haya contraído la enfermedad en medio de una dosis y otra.

Con respecto a adolescentes que van de los 12 a los 18 años, y que suelen estar en educación media y superior, ya hay tres cuartas partes de ellos que cuentan con la inmunización.

A pesar de que los nuevos protocolos en la educación uruguaya recomiendan la vacunación contra el covid, se ha hecho hincapié en que esta no es obligatoria y en que no debería frenar a los niños de realizar sus actividades. También se recomienda el uso de tapabocas, aunque no es una exigencia en menores de doce años, pero sí lo es para los mayores de trece.

Fuente: infobae.com