Valledupar: trapecista de circo cayó al vacío por cansancio

El cuerpo del acróbata dejó de responder cuando estaba en la parte más alta de la rueda de la muerte. Los asistentes al show grabaron el incidente

El acróbata del circo, que pasa por la capital del Cesar, cayó tras perder el control de su cuerpo.

Un gran susto se llevaron los asistentes a la función de este jueves del American Circus Xtreme que se está presentando al lado de la glorieta Piloneta Mayor de Valledupar, capital del Cesar. Aunque el administrador del establecimiento asegura que el espectáculo cuenta con todas las medidas de prevención de riesgos y bioseguridad, se les pasó por alto la fatiga de uno de sus acróbatas.

Según lo que se ve en los videos grabados por los asistentes al evento, uno de los trapecistas que participaban en la peligrosa rueda de la muerte dejó de correr mientras se encontraba en la parte más alta de la estructura. Luego, ante la mirada de terror de los espectadores, el artista conocido como John Ray trató de aferrarse de una de las esquinas de la rueda para no caer.

Sin embargo, ante la velocidad que toman las ruedas gemelas de esta atracción de circo, el trapecista terminó cayendo al vacío. Mientras los asistentes gritaban de pavor, el otro acróbata y los auxiliares trataron de prestarle ayuda al herido.



Después, John Ray fue trasladado a un centro asistencial donde se le diagnosticaron dos fracturas: una en la pierna y otra en su clavícula.

Trapecista cae al vacío en Valledupar

Un trapecista cayó al vacío mientras hacía su presentación en la rueda de la muerte del American Circus Xtreme, que se está presentando en Valledupar.

Cansancio

El diario El Tiempo pudo comunicarse con José Miguel Acero, el administrador del circo, para escuchar su versión de los hechos. Según él, este accidente fue causado por una imprudencia de John Ray: el artista se presentó cansado a su turno de trabajo.

Lo que vinimos a saber ahora es que el artista había jugado un partido de fútbol en la noche anterior y al día siguiente había estado nadando en el río Guatapurí. El estado físico lo traicionó y le jugó una mala pasada en las piernas.

También aseguró que el circo tiene una larga trayectoria y que John Ray lleva dos décadas haciendo presentaciones en diversas partes del mundo, pero “hasta a un panadero se le quema el pan”.

La rueda de la muerte

La atracción de la que el acróbata cayó no tiene su nombre en vano, ya que implica un gran riesgo de caída que se ha consumado en varias partes del mundo. Incluso, un acróbata del afamado Cirque du Soleil sufrió una caída similar en 2013.

En esta atracción circense, dos acróbatas se ubican en ruedas paralelas, unidas en la mitad a manera de péndulo. Para que la rueda empiece a girar, los trapecistas deben correr en sentidos opuestos dentro de las ruedas. Una vez en movimiento, el mecanismo puede llegar a tomar una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora.

Cuando la estructura toma velocidad, los acróbatas pueden caminar por encima de las ruedas y hasta saltar a la opuesta. La rueda se instala lo más cerca posible de los espectadores, de modo que les cause impacto la altura y dimensionen el peligro al que se exponen los trapecistas.

Trabajo de alto impacto

Aunque se tomen todas las precauciones posibles para evitar tragedias, los accidentes en los circos son inherentes al oficio.

El pasado sábado 9 de octubre, un tremendo susto se vivió en una de las funciones del circo Hermanos Gasca en la ciudad de Bogotá. Juan Cebolla y Martín Gasca cayeron mientras intentaban el cuádruple salto mortal en el trapecio.

Cuando Juan Cebolla tenía que ser agarrado por su hermano, no logró sujetarse de buena manera y cayó contra la malla de seguridad. En este mismo momento, Martín se soltó del trapecio y cayó de cabeza sobre la misma malla.

Afortunadamente el incidente no pasó a mayores y el acróbata tuvo que realizar terapias físicas pues la peor parte del golpe se la llevó una pierna.