Wall Street perdió las ganancias con las que había comenzado la jornada tras el anuncio de la Fed

La Reserva Federal mantuvo la tasa de interés sin cambios y adelantó que “pronto” retiraría gradualmente sus apoyos a la economía estadounidense

Un cartel de la calle Wall Street frente a la Bolsa de Nueva York (Reuters)

Fuente: Infobae

Las acciones cayeron, cediendo sus ganancias de un rally temprano, y los rendimientos del Tesoro subieron el miércoles, ya que los inversores sopesaron la decisión de la Reserva Federal de dejar su tipo de interés clave sin cambios, al tiempo que señaló que planea comenzar a subir los tipos de interés “pronto”, ya que el banco central se mueve para luchar contra la inflación.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó un 0,4%, hasta 34.168,09. El índice S&P 500 cayó un 0,2%, hasta los 4.349,93 puntos, mientras que el índice Nasdaq Composite, rico en tecnología, subió menos de un 0,1%, hasta los 13.542,12 puntos.



En un comunicado emitido tras su última reunión de política monetaria, la Fed dijo que “espera que pronto sea apropiado” subir los tipos. Aunque el comunicado no menciona específicamente el mes de marzo, la mitad de los responsables políticos de la Fed han expresado su voluntad de subir los tipos para entonces, incluidos algunos miembros que desde hace tiempo están a favor de los tipos bajos para apoyar la contratación.

La Reserva Federal también dijo que en marzo retiraría gradualmente sus compras mensuales de bonos, cuyo objetivo ha sido reducir los tipos a largo plazo.

Los índices bursátiles subieron inicialmente, luego se relajaron justo por debajo de donde estaban antes de que se publicara la declaración de la Fed, y luego pasaron a rojo mientras el presidente de la Fed, Jerome Powell, respondía a repetidas preguntas sobre cómo y cuándo el banco central comenzará a dejar que su hoja de balance se reduzca después de comprar billones de dólares de bonos a través de la pandemia.

Powell dijo varias veces que los responsables de la política monetaria no han establecido un calendario sobre cuándo empezará a reducir su balance y que la Fed considera que los tipos a corto plazo son la principal palanca que utilizará para ajustar la política monetaria. Pero también reconoció que el balance es sustancialmente más grande de lo que necesita y que la economía ya no necesita tener una acción de apoyo tan grande.

El mercado había subido sólidamente antes de la publicación del comunicado de la Fed, un giro tras varios días de oscilaciones volátiles mientras los inversores tratan de calibrar si la Fed tendrá éxito en su nuevo esfuerzo por combatir la inflación. Se esperaba que el banco central siguiera retirando sus medidas de estímulo antes de subir los tipos de interés en los próximos meses.

Los rendimientos de los bonos subieron tras la declaración de la Fed. El rendimiento del Tesoro a 10 años subió al 1,84% desde el 1,78% del martes.

La presión de la inflación sobre las empresas y los consumidores es lo que está impulsando a la Fed a subir los tipos de interés este año. En Wall Street existía cierta preocupación de que Powell pudiera sugerir que el banco central subiera los tipos de interés este año más de las cuatro veces que la mayoría de los economistas esperan actualmente.

Durante casi dos años, los inversores habían volcado dinero en las acciones, confiando en que la Reserva Federal ayudaría a mantener los precios de las acciones en alza. Con la desaparición de ese apoyo, los mercados se han visto afectados por un brote de volatilidad. El S&P 500 ha perdido un 9,5% en lo que va de año.

Los mercados subieron tras la última reunión de política monetaria de la Fed, a mediados de diciembre. No fue hasta tres semanas después, a principios de enero, cuando las acciones se volvieron nerviosas. Fue entonces cuando las actas de esa reunión sugirieron que los responsables de la política monetaria podrían ser más celosos de lo que muchos esperaban en la lucha contra la inflación a través de unos tipos de interés más altos.

Los inversores sabían que la subida de los tipos estaba en camino, pero las actas mostraron que la Fed probablemente subiría los tipos más rápido que en los esfuerzos anteriores por volver a la normalidad. Tal vez más impactante, la Fed también dijo que era probable que fuera más rápido que en el pasado para reducir sus enormes tenencias de bonos que había comprado a través de la pandemia para mantener bajos los tipos de interés a largo plazo. Esto tendría un efecto similar al de las subidas de tipos adicionales.

Los inversores también están calibrando la amenaza del COVID-19 y el impacto de la onda omicrónica en el crecimiento económico. El Fondo Monetario Internacional citó la variante omicrón como la razón por la que rebajó su previsión de crecimiento económico mundial para este año.

Wall Street también está observando atentamente el posible conflicto entre Rusia y Ucrania, que podría hacer subir los precios de la energía y obligar a los países a centrarse en una guerra justo cuando están intentando centrarse en mantener a raya la pandemia del virus, junto con el crecimiento económico.

(Con información de AP)