Jurados sin rostro y “berrinches” de Evo por la DEA

A lo largo de la semana, Evo Morales mostró reiteradamente su preocupación por la indagatoria a su ex jefe de la FELCN, Maximiliano Dávila, por parte de la agencia estadounidense antinarcóticos.

Fuente: Publico.bo (La Semana Política)



Dijo sentirse vigilado y calificó a la DEA como “desestabilizadora” e impulsora de una conspiración en su contra. En realidad, los berrinches del ex mandatario van dirigidos al gobierno de Luis Arce, como reclamos implícitos de protección.

Mientras tanto, circulan insistentes versiones sobre el refugio de un conocido ex zar antidrogas del evismo en Nicaragua. Podría ser, eventualmente, una salida diplomática para el propio Morales: el exilio dorado como “secretario general del ALBA” o alguna posición similar en Caracas.

Fin de la pugna por ministerios

Con el evismo debilitado por el caso Dávila, la pulseta por los cambios en el gabinete se saldó a favor de Arce y Choquehuanca. Esto quedó oleado y sacramentado en la reunión del presidente con el Pacto de Unidad, donde se oficializó que no habrá cambio de ministros sino una mera “evaluación periódica” (saludo a la bandera).

Jueces sin rostro

Fue noticia central de la semana el inicio del juicio oral en el llamado “Golpe II”, contra la ex presidente Jeanine Añez y otros acusados. Parte de la polémica se dio por la modalidad en que se desarrollaron las audiencias, vía virtual y con jueces con las cámaras apagadas, a la manera de un jurado sin rostro o secreto.

Llegado el Día D, las múltiples irregularidades hicieron que el inicio fuese suspendido para el mes próximo. El ministro Lima puso fecha: dentro de 20 días, en lo que se leyó como un nuevo intento de dictarles a los magistrados la forma de proceder.

Añez comenzó el pasado miércoles una huelga de hambre, medida que ha sido imitada por presos políticos de la Resistencia Juvenil Cochala.

Juicios abreviados vs. verdad histórica

En el marco del mismo proceso, llamó la atención el pedido de dos de los inculpados, los ex comandantes militares Jarjuri y Terceros, de pasar a juicio abreviado. Esto implicaría la aceptación de alguno de los cargos a cambio de una sentencia reducida, probablemente con una pronta excarcelación.

Vale recordar que algo similar sucedió en el denominado “caso terrorismo”, donde Tadic y Toaso se acogieron al juicio abreviado para recuperar la libertad. Una vez fuera del país, se retractaron de su aceptación de cargos y aclararon que era la única forma de salir de prisión.

En ninguno de los dos casos (“Golpe II” y “caso terrorismo”) habría realmente un reconocimiento de la narrativa oficial.

Fuerzas Armadas “de clase”

El presidente Arce posesionó a nuevos altos mandos militares, ocasión en la que dijo a los flamantes generales y almirantes que “las Fuerzas Armadas deben apoyar a las clases populares”.

Además de parecer un eco de su formación marxista (plantear una organización militar ligada a una clase social), el pedido del mandatario claramente excede el mandato constitucional de las FFAA, obligadas a defender a la nación y no a un sector determinado de ella.

Bolivia, régimen híbrido

La revista británica The Economist publicó un nuevo ranking internacional sobre la calidad democrática, donde Bolivia volvió a figurar como un “régimen híbrido”, que combina formas democráticas y prácticas autoritarias, en el puesto número 98 entre 167 países. Es el segundo peor puntaje de Sudamérica, sólo superado por los guarismos terribles de Venezuela (en el sitial 151).