La adicción a los videojuegos es un problema de salud severo

Los juegos en línea son fuente de entretenimiento, pero su consumo excesivo puede convertirse en una enfermedad. A qué señales estar atento

Alberto Cormillot



¿Cuál es el efecto de los videojuegos sobre los jugadores? En primer lugar, somos los adultos los que estamos expuestos a las pantallas gran tiempo del día. Al trabajar con la computadora, desde casa o en la oficina, al mirar el celular varias veces por minuto, y usarlo para comunicarnos, para entretenernos y para informarnos.

Un estudio reciente en los Estados Unidos, determinó que 165 millones de personas consumen videojuegos, como pasatiempo para divertirse solo o en compañía física o virtual de amigos y familiares. Para muchos, es una forma de interactuar con otros, más en esta época de pandemia, en la que muchas familias, por diversos motivos, se aislaron o disminuyeron su vida social.

El problema de adicción a los videojuegos puede desarrollarse en personas que lo usan para tapar situaciones de soledad, de ansiedad o depresión. Algunas personas, cuando tienen un problema y lugar de enfrentarlo, se escapan, se evaden con otras realidades. En ese mecanismo radica la conducta adictiva.

Entre el 0,3% y el 1% de las personas pueden llegar a desarrollar un vínculo adictivo con los videojuegos.

El problema de adicción a los videojuegos puede desarrollarse en personas que lo usan para tapar situaciones de soledad, de ansiedad o depresión (Getty)

El problema de adicción a los videojuegos puede desarrollarse en personas que lo usan para tapar situaciones de soledad, de ansiedad o depresión (Getty)

En los casos de adicción, la persona muestra una preocupación excesiva por los juegos en línea, tiene todo el tiempo “el juego en la cabeza. Además, desarrolla una tolerancia mayor a la exposición, esto significa que puede pasar 8, 9 ó 10 horas jugando.

Otras características son la pérdida de interés en otras actividades y experiencias cotidianas y, además, minimizar el tiempo que se pasa frente a las pantallas, como si no registrara la duración real del tiempo transcurrido. También se produce un deterioro en las relaciones interpersonales, por la falta de interés en la vida social en general.

En conclusión, lo que sucede en quienes tienen adicción a los videojuegos, es que el gaming interfiere con su vida. Que es la definición de cualquier adicción, como en otros consumo de sustancias, si el alcohol interfiere en la vida de alguien, esa persona tiene problemas de alcoholismo.

Quienes tienen un problema de adicción, desarrollan una tolerancia mayor a la exposición, esto significa que puede pasar 8, 9 ó 10 horas jugando (iStock)
Quienes tienen un problema de adicción, desarrollan una tolerancia mayor a la exposición, esto significa que puede pasar 8, 9 ó 10 horas jugando (iStock)

 

Los videojuegos no son malos en sí mismos, en la mayoría de las personas, también puede despertar cosas positivas. Como entrenarlas para tomar decisiones más rápido y aumentar la velocidad de algunas habilidades generales, al fomentar el multitasking.

Los videojuegos pueden ser muy buenos para muchas personas como entretenimiento, pero no va a lograr que una persona poco inteligente a que se convierta en inteligente.

La mejor formar de motivar y desarrollar la inteligencia es adquirir habilidades, conocimientos y destrezas que no nos aíslen ni limiten nuestra capacidad de interacción social.

*El doctor Alberto Cormillot (MN 24.518) es un reconocido médico argentino especialista en obesidad, educador para la salud, escritor y conferencista. Fundó y dirige la Clínica de Nutrición y Salud que lleva su nombre, Dieta Club, la Fundación ALCO (Anónimos Luchadores Contra la Obesidad) y el Instituto Argentino de Nutrición, desde donde asesora a industrias para la elaboración de productos dietéticos y saludables.

* Realización: Gastón Taylor y Alejandro Beltrame / Edición: Facundo Madero

Fuente: infobae.com