La china Sinohydro pagará $us 101.000 por día de retraso si no entrega Montero-Yapacaní en 10 días

El Gobierno advirtió a las contratistas extranjeras y nacionales que no se no aceptarán “carreteras que tengan observaciones o deficiencias constructivas”.

Doble vía Montero-Yapacaní. Foto: FL
Doble vía Montero-Yapacaní. Foto: FL

Fuente: El Deber

Por Walter Vásquez

Si la constructora china Synohidro no entrega hasta el 28 de febrero de este año la doble vía Montero-Yapacaní en buen estado y habiendo subsanado los “defectos” identificados, deberá pagar una multa próxima a los $us 101.000 por día de retraso, informó el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.



“En más o menos un trayecto de tres a cuatro kilómetros” en los que “se han detectado defectos y no vamos a recibir esta obra”, advirtió el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, tras una visita a la población de Santa Fe, cuyos pobladores junto con transportistas bloquearon esta semana esa carretera en protesta por el estado de la obra, que es parte de la ruta Cochabamba-Santa Cruz.

“Desde el día de hoy un grupo de especialistas, con la participación de la Universidad Gabriel René Moreno, verificará sitio por sitio en qué sectores estaría dañada la carretera”, indicó el ministro.

Tras la visita de Montaño el jueves, la población de Santa Fe levantó el bloqueo y se comprometió a no tomar medidas de presión hasta que se cumpla el plazo de construcción de esa doble vía, cuya construcción está tomando más de ocho años.

En septiembre de 2013, el Gobierno y la firma mexicana Tradeco firmaron un contrato de $us 122 millones para la ejecución del proyecto Montero-Yapacaní en un acto que contó con la presencia del entonces presidente Evo Morales. El acuerdo se disolvió en 2015 por incumplimiento en el avance de la obra, que debía ser entregada a fines de 2015.

La posta fue retomada por Sinohydro, que en junio de 2016 se adjudicó la obra de 69,5 kilómetros por $us 99 millones.

Montaño advirtió a “a todas las contratistas que tienen obras adjudicadas” en el país que el Gobierno no aceptará “carreteras que tengan observaciones o deficiencias constructivas”.

Fuente: El Deber