La policía desbloquea totalmente la capital de Canadá tras semanas de protesta

Ottawa amanece en calma tras la protesta contraria a las medidas sanitarias, que se saldó con casi doscientos detenidos. Más de medio centenar de camiones han sido remolcados para levantar el bloqueo.

Más de 50 camiones hubieron de ser remolcados para desbloquear las calles en torno al Parlamento, donde se concentró la protesta. Más de 50 camiones hubieron de ser remolcados para desbloquear las calles en torno al Parlamento, donde se concentró la protesta.

La Policía de Ottawa confirmó este domingo (20.02.2022) que detuvo a 191 personas y presentó cargos contra 103 de ellas durante su operación para dispersar la protesta antivacunas en el centro de la capital canadiense. Los últimos grandes camiones están siendo remolcados fuera de la diudad, que está en calma por primera vez en tres semanas.



Los manifestantes, liderados por camioneros, fueron finalmente desalojarlos por completo de las inmediaciones del Parlamento, epicentro de la protesta. Los últimos manifestantes se quedaron hasta bien entrada la noche del sábado, entonando himnos de protesta de la década de 1980 y lanzando fuegos artificiales frente a una valla de seguridad de cuatro metros de altura que se colocó apresuradamente alrededor del recinto parlamentario.

Pero la protesta devenida fiesta callejera terminó de perecer cuando una fuerte helada se apoderó de la ciudad. La policía de Ottawa emitió un recordatorio de prohibición de circulación en ese perímetro excepto para los residentes y trabajadores locales. A media mañana había informado que dos personas habían sido arrestadas, con lo que el número de detenidos ascendió a esos 191.

En total, 89 de esos detenidos «han sido liberados bajo condiciones» que incluyen la prohibición de acercarse a ciertas zonas, mientras que el resto ya están en libertad de forma incondicional, añadieron. También dijo que hasta ahora 57 vehículos han sido remolcados fuera de la ciudad, paralizada desde que el 29 de enero cientos de camiones, camionetas y otros vehículos se estacionaron allí en protesta.

Aunque las medidas sanitarias pandémicas en Canadá se han suavizado a medida que el número de casos tiende a descender, los manifestantes han prometido presionar para que se eliminen por completo las restricciones, que se encuentran entre las más estrictas del mundo. «Estamos usando vallas para asegurarnos de que no perdemos el terreno que hemos ganado», indicó la Policía en su cuenta oficial de Twitter.

lgc (afp/efe)

Fuente: dw.com