El pozo Margarita 10, ubicado en el megacampo Margarita-Huacaya, y otros 23 proyectos de perforación de pozos apuntalarán el Plan de Upstream de YPFB para revertir la declinación de las reservas e incrementar la producción de gas natural y crudo.

El primer pozo, anunciado la semana pasada por la administración de Luis Arce, ya muestra resultados positivos en materia de reservas de gas, entre 300 a 350 billones de pies cúbicos, una producción que generará ingresos al Estado por concepto de renta petrolera de $us 260 millones anuales.

Margarita 10, se suma a 23 proyectos de exploración, que a la fecha se encuentran en diferentes fases y apuntalarán el Plan de Reactivación del Upstream de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

De este total de proyectos, 12 se encuentran en ejecución, siete ya concluyeron con la perforación de pozos. Asimismo, cuatro ya fueron aprobados por el Directorio de la empresa estatal y otros seis se encuentran en gestión.

“Es importante entender que, si queremos subir nuestras proyecciones de renta petrolera, de producción, de ingresos de YPFB, esto se va a dar a través de un Plan Exploratorio”, dijo el presidente de la estatal, Armin Dorgathen.

El plan que cita el máximo ejecutivo de la petrolera fue presentado en julio del año pasado y proyecta para 2023 resultados positivos en materia de exploración para poder cambiar la tendencia en la curva de declinación en las reservas hidrocarburiferas.

“Inicialmente se tenía 19 proyectos, hoy estamos con 23. Este plan cada vez va ir creciendo, vamos a ir aumentando los proyectos y en la medida que vayamos teniendo éxitos exploratorios, definitivamente vamos a ir trabajando en su incremento”, sostuvo.

Entre estos, Dorgathen destacó Sararenda que está en perforación y listo para la pruebas de producción, con una “chance bastante interesante para ser positivo”. A la fecha se espera los resultados que serán conocidos el próximo mes.

Chaco Oeste X1 Side Track 2 ya fue perforado y presentó “resultados exitosos”, al igual que Curiche X1010 y Curiche X1011 con resultados “bastante alentadores”.

“Durante la gestión pasada logramos la aprobación de tres nuevos proyectos entre estos Iñau X3D y Chané NW X1 IE, pozos de investigación estratigráfica hacia el sur, en el norte de Yarará”, relievó el funcionario en una presentación de resultados de YPFB.

REACTIVACIÓN. “En 2021 encendimos el motor del sector energético y este 2022 despegaremos en exploración, industrialización y en el cambio de la matriz energética”. Con esas palabras el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, afirmó que el año pasado se logró reanudar proyectos y reactivar a las empresas estratégicas del sector energético del país.

“Tras la recuperación de la democracia, por mandato del presidente Luis Arce, aplicamos un plan integral para sacar de las ruinas al sector energético, que fue gravemente afectado durante el golpe de Estado. Gracias a este plan, pusimos en marcha proyectos hidrocarburíferos, eléctricos, de litio y nucleares para restablecer el sector energético. Hemos podido encender el motor de este sector en 2021 y en 2022 despegaremos en exploración, industrialización y el cambio de la matriz energética”, detalló el funcionario.

La reactivación del sector hidrocarburos busca incrementar las reservas de gas natural, así como la producción de crudo durante esta gestión y 2023.