Ministro Del Castillo dice que no es necesario el regreso de la DEA a Bolivia

Las actividades de la DEA en Bolivia se suspendieron por una decisión asumida en 2008 por el gobierno de Evo Morales, bajo el argumento de que conspiraba para un golpe de Estado.

 

Foto: FB / Eduardo Del Castillo

 



Fuente: Erbol / La Paz

 

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, descalificó este martes los pedidos de que regrese la DEA a Bolivia, puesto que la considera innecesaria para el país. En su criterio, los resultados de la lucha contra el narcotráfico son mejores sin la agencia antidroga de Estados Unidos.

“Hemos demostrado fehacientemente con resultados que la DEA no es necesaria que ingrese al territorio nacional. No necesitamos una política represiva, necesitamos una política que sea de manera coordinada entre las autoridades gubernamentales y el control social que existe dentro del territorio nacional (sic)”, dijo Del Castillo.

Las actividades de la DEA en Bolivia se suspendieron por una decisión asumida en 2008 por el gobierno de Evo Morales, bajo el argumento de que conspiraba para un golpe de Estado.

Del Castillo comparó el rol de la DEA en Bolivia con el exjuez Rafael Alcón, quien está detenido por la liberación irregular de personas condenadas.

“Básicamente la DEA en nuestro país ha sido como el juez Alcón, ha elaborado un pésimo trabajo dentro del territorio nacional y que no ha tenido resultados óptimos para nuestro país”, sostuvo.

Recordó que mientras estuvo la DEA se registraron muertes y una política represiva frente a los productores de coca.

“Otro dato importante que quisiéramos manifestar es que un promedio de incautación en nuestro país cuando se encontraba la DEA era 12 toneladas de cocaína por año. El año pasado hemos presentado resultados óptimos y reconocidos por la Unión Europea y los países de la región con aproximadamente 20 toneladas”, enfatizó.

Actualmente, la DEA volvió a hacer noticia en Bolivia porque investigó al coronel Maximiliano Dávila, exjefe antidroga en el gobierno de Evo Morales, y lo acusó de narcotráfico hacia Estados Unidos.

También las organizaciones del Chapare y Evo Morales alertaron que la DEA estaría “conspirando” y sembrando pruebas contra el líder del MAS.