Pescadores encuentran el cuerpo del joven ahogado en el río Yapacaní tras dos días de búsqueda

Un grupo de pescadores encontró el cadáver en una zona de difícil acceso, este lunes. El cuerpo fue entregado a la familia
Soledad Prado

Tras dos días de búsqueda incansable, un grupo de pescadores dio el aviso de haber encontrado el cuerpo del joven ahogado en el kilómetro 5  en el río Yapacaní. El cadáver fue hallado a varios kilómetros del lugar donde fue visto por última vez antes de ser arrastrado por la corriente.

Miguel Ángel Sandoval Inofuente, de 24 años, es el nombre del joven que se ahogó en el río Yapacaní el sábado 12 de febrero, al promediar las 17:00 horas. El hecho se suscitó cuando el joven intentaba cruzar el río nadando.

Una vez conocido el trágico suceso, equipos de rescate de la Gobernación, de la Alcaldía de Yapacaní y familiares del joven, haciendo un total de 20 personas, iniciaron la búsqueda del cuerpo, incluso para ello usaron tres lanchas.

La tarde de este lunes 14 de febrero, aproximadamente a las 18:00 pescadores avisaron dónde habían encontrado el cuerpo. “Estuvimos en la búsqueda en el km 12 y cuando estábamos retornando, nos avisaron del hallazgo en un lugar de difícil acceso, hemos improvisado camilla para caminar con el cuerpo a cuestas durante unas cuatro horas y posteriormente entregarlo a su familia“, informó José Manuel Ignacio Fita, responsable del equipo de primera respuesta de la Alcaldía de Yapacaní.

Miguel Ángel estudiaba Electricidad Industrial en Santa Cruz  y le apasionaba el canto, tanto así que participó en un concurso donde ganó dinero en efectivo en dos ocasiones. Hace unos días llegó a San Carlos para pasar tiempo con su familia, sin imaginar que encontraría su final en las aguas del río Yapacaní.

El sábado 12 de febrero, el joven habría ingresado al río a nadar mientras que sus familiares pescaban en la orilla y pese a que intentaron ayudarlo, al igual que unos pescadores que se encontraban en el lugar, no pudieron hacer nada para salvarlo ya que la corriente del agua lo arrastró hasta que desapareció.

Al lugar llegó la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para realizar el levantamiento legal del cadáver; sin embargo, la familia firmó un acta de oposición ya que las circunstancias de la muerte son conocidas y se descarta algún tipo de situación violenta en torno al hecho que derivó en la muerte del joven estudiante.