Piden latinoamericanos «la liberación inmediata» de 168 presos políticos, blanco de «tratos crueles»

El gobierno de Nicaragua acusado de violar los derechos de la oposición. En sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, 27 de los países que integran el organismo demandaron al presidente Daniel Ortega, la liberación “inmediata” de los presos políticos.

El Consejo Permanente de la OEA (Organización de Estados Americanos) demandó el viernes al gobierno de Nicaragua la “liberación inmediata” de los prisioneros políticos, detenidos ilegalmente, y sometidos a distintas violaciones de los derechos humanos.



En Nicaragua “se ignoran, erosionan o violan los derechos políticos, civiles y humanos” afirma la declaración aprobada por una abrumadora mayoría de países que integran el organismo.

Convocados días después de la muerte en prisión, del dirigente sandinista Hugo Torres, uno de los muchos opositores detenidos por el régimen como consecuencia de las protestas sociales de 2018, los representantes latinoamericanos escucharon las denuncias que pesan contra el mandatario nicaragüense.

“Yo acuso al dictador Daniel Ortega y a su cómplice Rosario Murillo (vicepresidenta y esposa de Ortega) por las condiciones inhumanas en las que se encuentran las presas y presos políticos”, dijo la activista Bianca Jagger quien encabeza desde hace años una campaña de denuncias contra las violaciones de los derechos humanos cometidos por el gobierno del país centroamericano. “No estoy exagerando cunado digo que muchos de los presos políticos están enfrentando una situación de vida o muerte”, afirmó.

De acuerdo con distintos organismos, alrededor de 150 opositores están actualmente presos, muchos de ellos en la prisión conocida como el nuevo El Chipote.

El relator para las personas privadas de libertad en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edgar Stuardo Ralón, afirmó que los detenidos son víctimas de tratos crueles, inhumanos, insalubridad en celdas, falta de acceso al agua y la alimentación”. El responsable subrayó que en las últimas semanas las condiciones de detención “se han deteriorado gravemente”.

Recientemente el gobierno de Ortega condenó a siete opositores a penas entre ocho y 13 años de prisión. Otros once han sido declarados culpables y esperan sentencia.

Las audiencias donde los acusados son procesados se realizaron al margen de los procedimientos legalmente reconocidos. 3Las personas acusadas han sido presentadas a juico sin previo aviso y sin tener contacto con su defensor”, dijo el responsable dela CIDH.

Radio Francia Internacional