Santa Cruz: El Corso arranca con poco público y con infractores de bioseguridad

 

 

Fuente: El Deber
Ricardo David Herrera Farell, Leyla Mendieta

 

A las 18:42 comenzó el Corso Cruceño 2022. La actividad, que se realiza después de un año de suspensión por la pandemia de coronavirus, arrancó con poco público y con algunas personas de todas las edades que incumplían las medidas de bioseguridad.

Una hora después del inicio del recorrido del Cambódromo, donde se realiza la actividad, se observaron sillas vacías, aunque la población sigue llegando a esta cita central del Carnaval cruceño que se espera se extienda hasta cerca de la medianoche. 

También se observa personas de todas las edades que incumplen con el uso del barbijo o que se lo colocan de forma incorrecta; es decir, sin cubrir la nariz y la boca. Se registran estos infractores, pese a que en  los ingresos al Cambódromo se exige el uso de barbijos, caso contrario prohíben la entrada.

 

En la actividad igual hay puntos de toma de pruebas de antígeno nasal gratuitos. Por ejemplo; entre el sexto y séptimo anillo hay dos de estos centros de atención. 

Gustavo Gil, presidente de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras (ACCC), destacó que hasta pasadas las 20:00 se está cumpliendo con los horarios establecidos en la planificación, uno de ellos, el recorrido de los ballet, que se debía extender solo hasta las 20:00 para luego dar paso a las bandas.

 

 

Horas antes del inicio del corso, personal municipal realizó la desinfección del recorrido. La jefa del departamento de Prevención y Control de Plagas de la Alcaldía municipal, Elizabeth Mendoza, detalló que se desplazó cuatro brigadas de trabajo que se encargaron de desinfectar sillas y mesas, que pueden generar riesgo de contagio de coronavirus al estar en contacto con varias personas que participan de la actividad.