Se registra un ‘caos’ en Colchane por cambio de normas migratorias en Chile

En la localidad fronteriza con Bolivia, los migrantes, en especial los venezolanos, no saben qué hacer ante las restricciones impuestas por el Estado chileno

Dramática es la situación de los migrantes venezolanos/Foto: Emilio Huascar
Dramática es la situación de los migrantes venezolanos/Foto: Emilio Huascar

Fuente: El Deber

Un día después de que se aprobara el reglamento de la nueva Ley de Migración en Chile, existe un total caos en el Complejo Fronterizo Colchane. El desorden se debe a las contradictorias indicaciones que existen respecto a la aplicación del reglamento de la ley de migraciones, especialmente el referido al punto de la reconducción.

Migrantes que se encuentran en la zona fronteriza explicaron que recibieron la instrucción de carabineros y militares chilenos, de dirigirse al Complejo Fronterizo para realizar un trámite de auto denuncia en el cual aquellos que resultasen con antecedentes serían devueltos a Bolivia.



Sin embargo, una vez llegados al complejo fronterizo y habiéndose tomado algunos procesos de auto denuncias, las personas fueron retiradas del lugar y el complejo cerró sus puertas.

Según reportan algunas fuentes al interior del complejo, esto se debe a que autoridades bolivianas negaron el ingreso a su país de los migrantes que se internaron irregularmente en Chile desde Bolivia.

Migrantes, especialmente venezolanos, se encuentran en estos momentos impidiendo el paso del tránsito en la carretera internacional, solicitando respeto a sus derechos ya que no pueden retornar a Bolivia ni ingresar a Chile.

Esta situación se ha complicado dado que el refugio para migrantes en Colchane está colapsado. Además, las autoridades de esta comuna chilena hicieron conocer que la situación tiende a empeorar debido a los escasos recursos que tiene la región para recibir a los extranjeras.

El sábado, el gobierno de Chile  decretó un estado de excepción en el norte del vecino país (Arica, Parinacota y Tamarugal y El Loa), epicentro de una crisis migratoria, que entrará en vigencia desde este lunes 14 de febrero.

Con esta medida, el gobierno busca dar solución a la crisis migratoria que se arrastra desde 2020, pues, por esta zona altiplánica, a diario ingresan de manera clandestina miles de personas, en su mayoría de nacionalidad venezolana.

Según la agencia AFP, al menos 20 migrantes han muerto, principalmente por el frío, al tratar de entrar a Chile por pasos clandestinos situados a más de 4.000 metros de altura. Se expulsará a extranjeros con documentación adulterada o que evadan el control migratorio, pero también se agilizará el otorgamiento de visados a quienes cumplan los requisitos.

Fuente: El Deber