Sube en 193% las muertes por Covid en Cochabamba

Se acumularon 39 fallecimientos en la última semana epidemiológica. Experto señala que, de acuerdo a parámetros latinoamericanos, la mortalidad desciende más lento que la positividad.

 

Levantan el cadáver de una persona que falleció con coronavirus en una calle de Cochabamba. DICO SOLÍS
Levantan el cadáver de una persona que falleció con coronavirus en una calle de Cochabamba. DICO SOLÍS

Cochabamba es el departamento de Bolivia en el que más incrementaron las muertes por coronavirus durante la última semana epidemiológica.



En los últimos siete días, la Llajta acumuló 39 fallecimientos a causa del virus, 192.8% más en comparación con la semana epidemiológica previa, de acuerdo con un informe de la Dirección General de Epidemiología, dependiente del Ministerio de Salud y Deportes.

El jefe de Epidemiología del (Servicio Departamental de Salud) SEDES de Cochabamba, Rubén Castillo, confirmó que ese porcentaje de incremento en la letalidad se constituyó en la más alta en comparación con el resto de departamentos del país.

Explicó que durante la semana epidemiológica cinco, la tasa de mortalidad era 0.57%; y en la seis, alcanzó el 1.66%. “Incrementó en décimas”.

Solo el pasado fin de semana murieron 14 personas, ocho el domingo y seis el sábado. La mayoría en establecimientos de salud de Cercado.

De las 39 últimas víctimas fatales de la COVID-19, 13 no tenían vacunas. El resto tenía alguna patología de base, confirmó Castillo.

Este panorama se da a pesar de que las autoridades sanitarias confirmaron que hay una desescalada de la cuarta ola, considerando que redujeron en 51% los casos positivos (en comparación a la semana epidemiológica cinco). El porcentaje de positividad es del 21.5%.

Además, son cada vez más municipios sin casos activos de coronavirus. Hasta ahora, suman seis: Alalay, Omereque, Sacabamba, Vila Vila, Bolívar y Morochata.

CAUSAS

En criterio del exjefe de Epidemiología del SEDES y actual responsable de la Unidad de Investigación en Salud Pública y Epidemiología del Instituto de Investigaciones Biomédicas e Investigación Social Medicina de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Yercin Mamani, el “retardo en la curva de mortalidad” es un fenómeno característico de Latinoamérica y está descrito en reportes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Además, ya se dio en olas previas.

Señaló que la OPS mencionó que si bien los casos de COVID-19 están en bajada, la cantidad de fallecidos se mantendría al menos a lo largo de tres semanas epidemiológicas.

Explicó que esto sucede porque las personas que están falleciendo en este momento se contagiaron en el pico más alto de la cuarta ola y estuvieron hospitalizadas, fácilmente, durante un mes, su cuadro se complicó y perdieron la batalla. “Por eso la letalidad alcanza el pico dos semanas después del pico del índice de contagios. Generalmente, no coinciden”.

Mamani estimó que, con base en este comportamiento natural que tiene la mortalidad, a partir de esta semana las muertes por COVID-19 deberían de bajar en Cochabamba.

CAMAS

En la actualidad, el 75% de camas que hay en unidades de terapia intensiva está ocupada, 50% de cuidados intermedios está lleno y 45% de salas de internación.

El coordinador de Dirección del SEDES, Oscar Sejas, puntualizó que en UTI del Hospital del Norte hay nueve espacios y cinco están con pacientes; en el Sur hay siete, y solo uno está libre; en el Viedma, de ocho camas, ninguna está disponible.

Remarcó que el 90% de los pacientes que están internados en establecimientos de salud no tiene vacunas.