Transportistas de la Chiquitania se reunirán con Arce para exponerle sus demandas

El ministro de Obras Públicas logró llegar a un acuerdo con autoridades y transportistas para evitar bloqueos en la Chiquitania y confirmó que el presidente escuchará a los transportistas este 17 de febrero
Eduardo Ruilowa

Tras la amenaza del transporte de la Chiquitania de realizar un bloqueo indefinido en la carretera Bioceánica a partir de este lunes 14 de febrero al no tener respuesta a una solicitud de audiencia realizada al presidente Luis Arce Catacora, para abordar una serie de demandas, finalmente se llegó a un acuerdo con el Gobierno y los transportistas se reunirán con el presidente el próximo 17 de febrero.

La decisión fue tomada en una reunión encabezada por el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, junto a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), con autoridades del Gobierno Autónomo Municipal de San Julián, Okinawa, San Ramón y Cuatro Cañadas y con representantes del transporte de ese sector.

Como resultado de la reunión se firmó un acta de acuerdo de cinco puntos donde se garantiza el desarrollo normal de actividades, evitando bloqueos o cualquier medida de presión contra el Gobierno nacional hasta reunirse con el presidente del Estado, Luis Arce, el próximo jueves 17 de febrero.

El acuerdo:

“Esta reunión es para hacer conocer a mi pueblo, Santa Cruz, que estamos cumpliendo a través de la ABC la construcción y mejoramiento de la carretera Okinawa – Los Troncos. Como ustedes pueden ver, ya está colgado en el Sicoes que alcanza a una suma de más de Bs. 3.320.000, tal cual nos habíamos comprometido con los hermanos transportistas de la Gran Chiquitania”, expresó Montaño.

La autoridad explicó que otra de las peticiones del sector fue que el presidente del Estado, Luis Arce, se reuniera con ellos para tratar el avance de las carreteras en la Chiquitania, encuentro que fue confirmado para este jueves 17 de febrero a las 15:00 en el municipio de San Julián.

“El hermano presidente ha tomado acciones importantes para reconstruir la economía del pueblo boliviano y principalmente de la Gran Chiquitania. Entonces, ya no hay motivo para realizar paros y bloqueos en esa ruta”, agregó.

Por su parte, Bismark Daza, dirigente de la Federación de Transportistas 16 de Noviembre, manifestó a EL DEBER que está conforme con el acuerdo y espera que haya una respuesta favorable de parte del presidente para atender las demandas de los transportistas.

Los trabajadores del volante exigen atención a la construcción de la doble vía Cotoca-San Ramón, construcción de la carretera Los Troncos-Okinawa, instalación de balanzas de peaje en las carreteras de la Chiquitania, rehabilitación de carreteras de diferentes mallas, regulación y ajuste de peaje, jubilación y «fin al abuso de autoridad de la Policía hacia los transportistas».